Psicologia en el Trading – Porque es fundamental para el trader

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Psicología en el Trading -¿Porque es fundamental para el trader?

Contenido del artículo

¿Porque es tan importante la psicología en el trading?

Puede decirse sin temor a exagerar que el aspecto más importante en el trading es la psicología ya que sin una mentalidad adecuada hasta la mejor estrategia de trading va a terminar fracasando. De hecho, se puede decir sin temor a equivocarse que la principal causa de fracaso entre los traders novatos es el no contar con una adecuada psicología de trading que los prepare a enfrentar tanto los buenos como los malos momentos. Es sabido que los mercados financieros se mueven de forma bastante irregular y por el momento no existe una metodología para predecir con exactitud esos movimientos (en caso de que una metodología así existiera el mercado como tal desaparecería por lo cual todo operador debe estar preparado para afrontar esta realidad y sacar provecho de ella.

A lo más que puede aspirar cualquier operador del mercado es desarrollar una estrategia de trading que ponga las probabilidades a su favor, digamos de un 60% a un 80%, lo cual podría considerarse sumamente bueno. En este caso estaríamos hablando de un sistema que le permitiera ganar entre 60 a 80 de casa 100 operaciones lo cual lo podría convertir en un trader ganador y bastante solvente económicamente hablando. Sin embargo, para esto, necesita de una adecuada psicología aplicada al trading que le permita sacar el máximo provecho a los trades ganadores y cortar con rapidez los perdedores, es decir dejar correr ganancias y cortar rápido las pérdidas. Esto es vital, ya que no son raros lo traders que cuentan con una buena lectura y estrategia para operar en el mercado, pero por alguna razón terminan perdiendo todo ya que cortan rápido las ganancias y dejan correr las pérdidas.

Por este motivo resulta tan fundamental el control de las emociones, que a opinión de los expertos representa el 70% del éxito para cualquier trader, junto con una adecuada gestión monetaria y un sistema de trading adecuado. Una adecuada psicología de trading es tan importante, que le permite incluso a operadores con una pobre lectura del mercado ganar dinero y ser rentables ¿Cómo? Lo veremos a continuación:

Control de las emociones

Sin lugar a dudas, el éxito como operadores depende de que tan bien logremos controlar nuestras emociones cuando estamos operando. De hecho, la falta de control emocional es lo que separa a los operadores ganadores, que obtienen grandes cantidades de dinero, del 90% restante que lo único que hacen es perderlo.

La realidad es que la industria relacionada con los mercados financieros (brokers, sitios web y compañías dedicadas a brindar seminarios y otros) saben esto, por lo cual realizan campañas constantes para atraer nuevos clientes para lo cual les prometen sistemas mágicos que les permitirán operar en el mercado de forma sencilla y obtener muchos miles de dólares sin mucho esfuerzo. La realidad es que estas compañías nunca le dicen al cliente que para tener éxito deben mejorar antes en su interior en lugar de buscar las soluciones mágicas que les venden. Esto es lógico, por cuanto es una industria que mueve muchos millones y busca como expandir de forma constante su mercado.

Es necesaria una fuente constante de nuevos operadores que alimenten con fondos nuevos a los brokers, dealers y demás compañías del sector. De esta forma, el operador principiante es atraído a operar en el mercado gracias a una poderosa y agresiva maquinaria publicitaria que les trata de meter en la cabeza que el trading es un juego de suma cero, en el cual solo tienen que jugar y ser más listos que los demás operadores para obtener sumas exorbitantes de dinero en poco tiempo.

Sin embargo, los que han estado operando en el mercado durante algún tiempo, saben que esto no es verdad y que más bien el trading es un juego difícil en el que hay que saber muy bien lo que se hace y en el cual el operador debe luchar prácticamente desde el inicio, contra los demás operadores y en muchas ocasiones contra los mismos brokers, que nos sacan un porcentaje de dinero únicamente por entrar al mercado debido a comisiones y spreads. No solo eso, el trader también debe enfrentarse a ineficiencias (muchas veces estas ineficiencias son causadas deliberadamente por los mismos broker) que en ocasiones tienen los brokers, las cuales ocasionan un deslizamiento o slippage, que es la diferencia entre el precio al que queremos entrar al mercado y el precio al que entramos realmente, lo cual puede dejar al trader en una posición bastante comprometida después de abrir una posición.

Hay que aclarar sin embargo, que el deslizamiento en el precio no siempre es producido por fallas en el broker, en ocasiones se debe a que se está operando en mercados con poca liquidez por lo cual la orden tarda más tiempo en ser ejecutada. Si operamos en un mercado tan líquido como el Forex, esto no tendría porqué ocurrir o al menos no con mucha frecuencia.

Los brokers y compañías relacionadas tratan de venderle a sus clientes la idea de que los costos por deslizamiento o slippage son necesarios y son parte del precio que el trader debe pagar por abrir una posición en el mercado, es decir el coste por liquidez. La realidad es que estos costos por deslizamiento pueden ir disminuyendo el capital de nuestra cuenta poco a poco, sobre todo si el trader realiza muchas operaciones en poco tiempo. Por este motivo es importante buscar brokers que garanticen una ejecución rápida y eficiente y operar en mercados con mucha liquidez como el Forex. Si por el contrario, queremos operar en un mercado que por sus características cuenta con poca liquidez, lo mejor es emplear una estrategia que implique pocas operaciones.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

El hecho es que todos los años gran cantidad de personas buscan invertir en los mercados financieros con el objetivo primordial de lograr la independencia financiera y dejar sus típicos trabajos de 8-10 horas, si bien en la mayoría de los casos por su formación y su psicología, son personas con un bajo nivel de tolerancia a la incertidumbre y el riesgo, características básicas de los mercados. No hay duda de que el aspecto más atractivo del mercado es su enorme potencial para producir grandes ganancias, si bien paradojicamente para ganar dinero en el mercado es vital aplicar el siguiente principio:

Esto quiere decir que el trader debe preocuparse primordialmente por realizar buenas operaciones y olvidarse del dinero que se está jugando, ya que es la única manera de obtener dinero de forma consistente. Nuestra meta debe ser operar correctamente y libres de emociones, ya que si no nos libramos de nuestras emociones, estas acaban dominando lo que hará que tomemos decisiones erradas y acabemos por perder todo el dinero invertido y que tanto nos costó ganar.

El primer error que podemos cometer como traders es pensar en dinero, error que cometen la mayoría de las personas que se quieren introducir en este campo. Lo primero que hacen los traders novatos es preguntar cuanto dinero pueden ganar en el mercado, ya sea mensual o anualmente, de tal forma que puedan contar con una cifra de referencia, que les sirva para tomar la decisión sobre si deben dejar un trabajo tedioso y aburrido y concentrarse en operar en el mercado para obtener la libertad financiera.

Claro está que esta no es la pregunta correcta. Por el contrario las dos preguntas que debe hacerse todo operador novato son las siguientes:

  1. ¿Cuanto dinero estoy dispuesto a perder hasta que aprenda a operar y cuente con un sistema de trading que sea rentable a largo plazo?
  2. ¿Cuanto tiempo estoy dispuesto a dedicar a aprender sobre los mercados financieros y como operar en ellos exitosamente?

Planee una estrategia y opere de acuerdo a ella

El operador que desee ser exitoso en el mercado debe contar invariablemente con planificación y disciplina que deben ser traducidos en un plan, el cual debe ser seguido militarmente sin desviaciones para que sea aplicado de manera correcta. Una forma de cumplir con este objetivo es llevar un control de todas nuestras operaciones en una hoja de cálculo o un cuaderno, en el cual llevemos un control de todo lo que hacemos como operadores. De esta forma podemos comprobar si efectivamente estamos siguiendo el plan y de ser esto afirmativo, comprobaremos si este es o no rentable con el fin de hacerle una modificación en caso que sea necesario. El fallo primordial de la mayoría de los traders es elaborar un plan y saltarse sus reglar por un motivo u otro. Esto no es más que pura indisciplina y lleva al fracaso de cualquier estrategia.

Cuando hagamos un diarios de nuestras operaciones, debemos incluir la mayoría de los detalles posibles, ya que nos llevará a estructurar nuestra mente y a mejorar de forma continua nuestro sistema de trading. De no hacer esto, el operador del mercado no pasará de ser algo similar a un jugador de casino, siempre tratando de ver si tiene suerte en el mercado. Lógicamente al hacer nuestro diario de operaciones debemos ser objetivos y honestos e incluir tanto las operaciones ganadoras como las perdedoras ya que solo así podemos mejorar nuestras deficiencias como operadores.

Al comenzar a operar en el mercado, debemos tener un objetivo fijo y saber lo que queremos, concentrandonos en tener una mentalidad a largo plazo. Para esto tenemos que fijarnos un largo periodo de supervivencia, para lo cual debemos buscar ser rentables a lo largo del tiempo, de tal manera que podamos estar activos por 10, 20, 30 o años años como operadores. El trader debe buscar entrar en el grupo de los operadores ganadores que obtienen dinero de forma constante y que ven en el mercado un medio de vida. Estos operadores viven a expensas de los demás traders, sobre todo de aquellos que entran al mercado llenos de ilusiones y otras emociones y que son sacrificados en unas cuantas semanas o meses perdiendo un buen capital que con seguridad les costó reunir. Estos operadores sacrificados son los que empiezan a operar sin noción de lo que es el mercado, no se preparan y no buscan liberarse de sus emociones antes de invertir un centavo.

En el mundo de los mercados financieros, el precio de cada par de divisas, acción, materia prima, contrato de Futuros, bono, etc., lo que nos muestra en realidad es el efecto psicológico sumado de todos los operadores que están participando en el mercado en un momento dado. Esto se debe a que en todo momento, hay en el mercado una batalla entre aquellos que piensan que este va a subir y aquellos que piensan que va a bajar. Además de estos traders, hay que incluir aquellos que se mueven y se ven arrastrados por la codicia únicamente y no tienen claro que posición tomar, y aquellos que están dominados por el temor y no toman decisiones por cuenta propia, por lo cual terminan siendo influenciados por los otros operadores, «gurus del mercado» y «analistas expertos».

De esta forma, los traders que se dejan dominar por la codicia y el miedo siempre perderán dinero ya que no actúan con inteligencia. Básicamente el mercado es una enorme masa de operadores, los cuales tratan de quitarle el dinero a los demás siendo más inteligentes, ya que para que un operador gane, otro debe perder. Además de esta lucha constante, los operadores deben enfrentarse a las comisiones, al deslizamiento y al spread ya antes mencionados, los cuales ocasionan que al abrir una posición, ya entremos perdiendo al mercado. Todo esto hace que el mercado no sea un ambiente fácil para el trader y solamente aquellos que cuenten con el conocimiento y la psicología adecuada pueden enfrentarlo con éxito.

Las razones que pueden llevar a una persona a operar en el mercado, pueden ser racionales e irracionales. Entre los motivos racionales podemos mencionar el querer obtener ganancias y aumentar nuestro capital y entre los irracionales están la ludopatía y la búsqueda constante de emociones fuertes al igual que los jugadores de casinos. De este modo debemos buscar operar por el motivo correcto y no movidos simplemente por alguna emoción. Es vital controlar nuestras emociones y nuestro lado emocional que nos puede impulsar a operar en exceso o por el contrario puede ocasionar que no aprovechemos las buenas oportunidades del mercado por simple temor.

Psicología de masas en el mercado

Es importante que entendamos que a menos que seamos un gran inversionista como George Soros, no podemos controlar el mercado de ninguna manera, lo que si podemos hacer es controlar nuestras emociones al abrir o cerrar una operación. Debemos evitar caer en el fenómeno de masas y entrar al mercado olvidándonos de nuestra estrategia de trading y empezar a guiarnos por la marea del movimiento de las masas de traders, lo cual suele ocurrirle sobre todo a los traders principiantes.Al ser la mayoría de los traders personas reales como usted o yo, la psicología de masas tiene mucha aplicación en los mercados financieros y explica muchos de los sucesos que salen en los periódicos financieros, como grandes caídas y subidas repentinas en el mercado. Esto a su vez se puede explicar por dos emociones presentes en la psique humana, el miedo de masa y la avaricia sin control. Los humanos por separados somos inteligentes, pero en masa no nos diferenciamos de otros animales.

De acuerdo a la psicología de masas, los humanos cambiamos radicalmente cuando estamos en una multitud, llegando a ser más ansiosos y crédulos. Al mismo tiempo nos dedicamos a buscar a quien nos guíe y dejamos que nuestras emociones guíen nuestras decisiones en lugar de la razón. Aplicado al mercado, esto se puede visualizar fácilmente durante las burbujas que inflan un mercado y que hacen que caiga posteriormente de forma estrepitosa. Primero inversores se emocionan y se dejan guiar por los rumores lo que ocasiona que inviertan en un producto o mercado que promete ganancias increíbles y cuando ven que apostaron de forma equivocada, empiezan a huir en estampida vendiendo y haciendo que el mercado caiga. Los demás inversores ven este comportamiento y se contagian del pánico y siguen el mismo camino, causando el hundimiento.

Probablemente ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir durante nuestro proceso evolutivo.Este comportamiento de masas, forma parte de nuestros comportamientos más primitivos y por lo tanto es difícil de controlar ya que forma parte de nuestro pasado evolutivo. Para evitar esto, debemos apegarnos a nuestro sistema de trading en todo momento y no dejarnos guiar por rumores y por la masa de traders. Si queremos evitar operar de acuerdo a las masas de traders, debemos operar únicamente con base en nuestra estrategia y reglas de gestión monetaria que nos permitirán filtrar el ruido externo. Sin embargo, para lograr esto debemos tener mucha disciplina la cual se consigue con el tiempo y con práctica.

Lo mejor es mostrarse poco crédulo e incluso escéptico a toda información que venga desde afuera y concentrarnos inicialmente en conservar nuestro capital y posteriormente en incrementarlo. En la mayoría de los casos, los operadores principiantes invierten este orden y movidos más que todo por la codicia y el miedo, piensan solamente en dinero y buscan aumentar su capital sin cuidar de él como se debe.

El trading como medio de vida

Como operadores, nuestro trabajo se basa en la búsqueda constante de tendencias y zonas de congestión siendo las segundas las más abundantes lo que se puede comprobar observando cualquier gráfico de precios. Es fácil encontrar «expertos» y «gurus del mercado» los cuales nos enseñan gráficos y nos muestran los puntos donde debimos haber entrado y salido del mercado como si esto fuera fácil, cuando la realidad es muy distinta. Lógicamente que ver un gráfico y ver los puntos donde se pudo haber entrado y realizado una operación ganadora no tiene la menor complicación, porque eso ya es historia pasada, y aún una persona sin mucha experiencia en el mercado puede hacerlo. Pero encontrar un buen punto de entrada y salida de una operación en vivo, es mucho más complicado, ya que el mercado hace constantemente movimientos inesperados y al azar que pueden convertir lo que parecía ser una operación ganadora en una perdedoras.

Esto nos lleva a operar en un ambiente en el cual debemos tomar nuestras decisiones basados en las probabilidades y en una atmósfera llena de incertidumbre. En la mayoría de los casos, las personas no soportan esa incertidumbre ya que tienen la necesidad emocional de tener la razón en sus posiciones, por lo cual terminan realizando acciones tan poco lógicas como mantener las posiciones perdedoras con la esperanza que de repente el mercado revierta y les termine dando la razón. Esto provoca también que estas mismas personas terminen cerrando de forma prematura sus posiciones ganadoras sin haberles sacado todo su potencial.

El querer tener la siempre la razón en el mercado puede acabar con nuestro capital en poco tiempo. Siendo el trading una actividad que puede causar fuertes emociones, muchos traders principiantes se dejan llevar por emociones como la euforia sobre todo si empiezan ganando. Para estos traders operar en el mercado es como estar en un partido de fútbol o viendo una película sin embargo si no se tiene cuidado el trading puede convertirse en un entretenimiento mucho más caro. En muchos casos, el trader novato aprende tarde que el trading y las emociones como el miedo y la euforia no son compatibles. De hecho, los operadores profesionales tienen siempre la misma actitud ya sea que pierdan o que ganen en el mercado. ellos no se ponen eufóricos cuando ganan ni abatidos o enojados cuando pierden.

El trader profesional se concentra en hacer buenas operaciones y mejorar sus habilidades de manera constante, y no en el dinero que está ganando o está perdiendo con sus operaciones. Estos operadores consideran el trading como una profesión y no como un mero entretenimiento al cual pueden dedicarle unas cuantas horas al mes y al mismo tiempo ganar grandes cantidades de dinero que les brinde la independencia económica.

De la misma forma que un profesional como un ingeniero o un médico, hay que dedicarle al trading años de preparación, estudio y práctica. Nadie pensaría que podría llegar a ser ingeniero con 2-3 sistemas mágicos para ser ingeniero en 2 semanas.

Un error bastante común de muchos operadores es ir contando el dinero que van ganando o perdiendo mientras tienen posiciones en el mercado. Este es un error típico de los novatos, ya que los traders profesionales nunca lo hacen. Como ya se mencionó, el objetivo primario del trader es hacer buenas operaciones y el dinero debe estar siempre en segundo plano, ya que el ejecutar buenas operaciones siempre nos traerá lo segundo y en buena cantidad sin que nos demos cuenta. Por esto, el dinero debe ser contado, una vez que hayamos cerrado nuestras posiciones, en el momento que vayamos a registrar estas en nustro diario de trading.

Es importante aplicar todos estos principios básicos de psicología del trading si queremos pertenecer al 10% de los traders exitosos que realmente gana dinero en el mercado.

Resumen

De esta forma, estas compañías tratan de vendernos soluciones fuera de nosotros mismos, llevándonos a la búsqueda de un Santo Grial del trading cuando en realidad debemos buscar dentro de nosotros mismos. Esto implica el control de nuestras emociones para evitar caer en los errores más comunes de los principiantes, como dejarse guiar por las masas y empezar a contar el dinero que van a ganar o perder sin haber siquiera empezado a operar.

Además del control de emociones, el trader debe aprender a gestionar el tamaño de sus posiciones y su nivel de riesgo para no arriesgar todo su capital en una cuantas operaciones. Para operar con éxito en el mercado, debemos contar con la actitud mental adecuada que nos permita afrontar un ambiente siempre cambiante como son los mercados financieros. Una vez tengamos la psicología adecuada, debemos aplicar una metodología que ponga las probabilidades a nuestro favor (no buscar un sistema que nunca falle ya que eso no existe) y finalmente aplicar reglas estrictas de gestión monetaria.

LAS 4 HERRAMIENTAS DE PSICOLOGÍA PARA TRADERS

La Psicología para Traders es tal vez uno de los elementos más importantes a la hora de empezar en este camino, ya que no importa si operamos en acciones, forex, o futuros, nuestro éxito en el Trading es 80% Psicología y 20% técnica.

Pero la pregunta que siempre nos queda es: ¿como trabajamos exactamente en nuestra psicología de Trading? Porque una cosa es entender y aceptar este hecho, pero otra completamente diferente es llevarlo a la práctica, y empezar a notar un progreso interesante en nuestros resultados.

Es por esto parceros que hoy les traigo las 4 herramientas clave de psicología para Traders. Acciones claras y concisas, con las cuales podemos ir mejorando en nuestro camino a la tan anhelada consistencia. Porque el Ser-Hacer-Tener es un orden que aplica para todo en la vida, y sobre todo para el Trading.

Y lo que es aún mejor, en orden de importancia, empezando por la categoría menos potente, hasta llegar a la herramienta más poderosa de todas. Así que preparen esas mentes muchachos, porque vamos a empezar con:

Libros de psicología para Traders

No les parece curioso que las personas mas exitosas del mundo, todas, sin excepción, son grandes amantes de los libros. Yo incluso sigo a la cuenta de Bill Gates donde cada rato recomienda que leer, y de donde he sacado tremendas joyitas literarias.

Will Smith también es un gran ejemplo de esto. Esta leyenda del cine dijo en uno de sus famosos discursos que una de las claves para la vida era leer, pues no existe ningún problema de los cuales tengas en este momento, que alguien antes que tú no haya tenido y resuelto en un libro.

Ahora, Will Smith no se dedica al Trading, pero esta frase nos resulta muy apropiada, ya que a pesar de que la tecnología los ha hecho más accesibles que nunca, los mercados funcionan de las misma manera en la que lo hacían hace 100 años, por lo cual existen una gran cantidad de libros, videos, Blogs �� , y demás materiales que encapsulan la experiencia de los que ya han pasado por este camino, y de los cuales tu también puedes adquirir conocimientos valiosos para crecer como persona, y consecuentemente, como Trader.

Sin embargo, colocamos a esta categoría de primera porque, a pesar de que nos proporciona información valiosa, es la manera menos efectiva de trabajar en tu psicología, por el simple hecho de que leer, escuchar, y observar, son actos 100% PASIVOS, y no necesariamente van a reflejar un cambio duradero en tu interior, lo cual nos lleva a la categoría #2:

Trabajo interno de psicología individual

Después de haber terminado ese revelador libro de Mark Douglas que te recomendaron, es hora de ponernos manos a la obra, mirar hacia adentro, y corregir una por una esas barreras mentales que nos impiden sacar el máximo provecho de nuestra estrategia.

No importa qué medios utilices, ya sea meditación, artes marciales, programación neurolingüística (PNL), o auto-hipnosis, lo importante aquí es que pases de la teoría a la acción, y reconozcas realmente quién eres tú como Trader, cuales son los problemas específicos que debes confrontar, y que vas a hacer para eliminarlos.

Tal vez el miedo te impide aprovechar las oportunidades cuando las identificas, o no tienes la disciplina suficiente para tomar un stop cuando sabes que tienes que hacerlo. Sean cuales sean tus “demonios”, tú eres el único capaz de identificarlos, y subsecuentemente, exorcizarlos.

Pero en ocasiones resulta difícil llegar al fondo de estos problemas por nosotros mismos, por lo cual podemos dar un paso extra y continuar este proceso de autoconocimiento, con un poco de ayuda. En la categoría #3, pasamos de afuera hacia adentro con:

Acompañamiento de un tercero

Mientras que trabajar desde adentro es un paso en la dirección correcta, muchas veces hace falta la ayuda de alguien más. Un ojo crítico y objetivo, que nos permita adquirir mayor perspectiva en este proceso de desarrollo personal al cual hemos decidido someternos.

En esta categoría incluyo, y recomiendo, trabajar de la mano con un profesional calificado, ya sea un Psicólogo, Coach, o Consejero, lo cual aumentará las probabilidades de que experimentemos un cambio profundo y duradero en nuestra manera de pensar.

Muchas veces, nos puede resultar más fácil por el simple hecho de tener que rendir cuentas a alguien más, dado que como nunca nos enseñaron a ser disciplinados, es más fácil fallarnos a nosotros mismos que fallarle a un agente externo, llámese papás, maestros, o en este caso, acompañantes.

Pero mientras que cualquiera de estos profesionales pueden hacer mucho por nosotros, imagínense lo que un mentor puede llegar a lograr. Alguien que tenga el fruto en la mano, por así decirlo, y sepa exactamente a qué nos estamos enfrentando.

Por lo cual la categoría #4, situada por encima de todas las demás, es nada más y nada menos que:

Encontrar un mentor de Trading

Así es, y para quienes me leen desde hace tiempo les puede sonar a cuento repetido. Pero es que si vamos a incursionar en una de las actividades más difíciles y respetadas del mundo, necesitamos armarnos hasta los dientes como dicen por ahí, y aprovechar toda la experiencia acumulada de alguien que ya esté donde nosotros queremos estar.

Nadie conoce mejor la psicología para Traders que un mentor que ya haya pasado por este proceso.

¿Qué preferirías, pasar un campo minado con un mapa que indique por donde debes pasar, o detrás de una persona que ha recorrido el mismo campo cientos de veces?

Afortunadamente, para recorrer exitosamente los mercados, podemos darnos el lujo de tener tanto el mapa como a la persona experimentada mostrándonos el camino.

En el tema de psicología para Traders siempre existirán muchísimas herramientas, y la era de la información en la cual vivimos nos garantiza que estén disponibles a tan solo unos clicks de distancia.

Pero la verdadera pregunta del asunto es que tan dispuestos estamos a asumir un verdadero compromiso, y utilizar cada una de las herramientas aquí expuestas durante el tiempo que sea necesario. E incluso si resulta ser más del que esperamos, porque ciertamente, y aunque no lo incluyo en el título, la quinta herramienta y la más importante de todas es: La paciencia.

Nadie nace siendo buen Trader. De hecho, todos llegamos a este fascinante mundo programados para ser pésimos Traders. Gracias a nuestra crianza, y a lo que hemos ido aprendiendo sobre cómo funciona el mundo, tenemos que desaprender décadas enteras de creencias, pensamientos, y emociones erróneas.

No es tarea fácil, y no es razonable pensar que lo lograremos en cuestión de días, meses, o incluso años. Pero como siempre muchachos, mi invitación es a tomarse este proceso con todo el amor y la constancia que se merece, porque más allá de las ganancias económicas con las que todos soñamos al empezar, desde hoy podemos contar con la mejor ganancia de todas: Lograr ser, o convertirnos, en nuestra mejor versión.

Daniel Tirado / #BeachMoney

Comunidad de nómadas digitales: Trading, Forex, Bitcoin, criptomonedas y todo lo que sean negocios por internet y emprendimiento online.

PD: Sígueme también en “mi canal de Youtube” donde explico todo con mas profundidad!

Estudiar Trading: Todo lo que debes Aprender. Guía Completa Paso a Paso

¿Quieres estudiar trading? Debes formarte mucho para ser un buen trader, y este artículo está hecho precisamente para explicártelo.

A menudo nos preguntamos qué se debe estudiar para ser una de esas personas que compra y vende acciones, bonos, oro, petróleo y cualquier activo que cotiza en los mercados financieros.

Quizá pesemos que son economistas, pueden serlo, de hecho muchos de ellos estudiaron economía.

Otros sin embargo no, tan sólo se formaron como traders. El problema es que la formación en trading se puede considerar extraoficial y debemos dar con un programa formativo que cubra las necesidades del trading.

Porque el trading es una profesión difícil y exigente.

También es posible estudiar trading por nuestra cuenta, pero nos costará más tiempo y esfuerzo.

Además del estudio en solitario, que ya de por sí es más dificultoso, deberemos diseñar nuestro propio plan de formación. En caso contrario, no avanzaremos. Aquí te damos todas las claves.

Índice de contenidos

¿Qué es el trading?

El trading simplemente es realizar un acto de comercio, sólo que la mercancía son activos financieros (acciones, bonos, divisas, índices, materias primas, derivados financieros, etc.). Se trata de realizar una compraventa de activos financieros, con el objetivo de obtener una ganancia con las transacciones.

Es un campo estrechamente relacionado con la inversión. Sin ningún tipo de dudas, un trader es un especialista en gestión de inversiones (sabe analizar, sabe definir y controlar el riesgo. Por si fuese poco, tiene la mentalidad correcta). La diferencia es tan difusa que a veces se confunden uno y otro concepto. No obstante existe una diferencia entre trading e inversión:

  1. Toda inversión tiene una connotación especulativa. Por el contrario la especulación no es inversión. El trading puede equivaler a especulación en el buen sentido de la palabra. Esto quiere decir que toda inversión es en cierto modo trading, pero no al revés.
  2. La inversión suele comportar un compromiso a más largo plazo, se trata de obtener una rentabilidad más allá de la fluctuación del precio del activo financiero (en la mayoría de los casos trata de conseguir intereses o dividendos). El trading persigue la consecución de beneficios con la simple compraventa de instrumentos financieros, no tiene en consideración el valor intrínseco del activo financiero y los rendimientos que pueda ofrecer. Tan sólo tiene como objetivos la fluctuación del precio del mismo.

Suele asociarse el trading con la inversión a corto plazo, son operaciones especulativas, en las que tan sólo se espera tener un beneficio económico sin importar las causas que sustentan al activo o su calidad. Si el activo financiero tiene potencial de revalorización se compra para posteriormente venderlo a un precio superior (operación larga). Si por el contrario el activo financiero tiene una perspectiva de depreciación, se vende primero (mediante préstamo de valores o algún instrumento derivado) y se compra a un precio más barato (operación corta, así se obtienen los beneficios.

La inversión propiamente dicha contiene una estrategia a largo plazo, es necesario que el activo tenga una cierta calidad para que nos pueda ofrecer rendimientos y se puede esperar además una revalorización del mismo. Ahora bien, el error proviene de la creencia de que todo tipo de trading es a corto plazo.

El trading puede ser intradiario o bien comprender un plazo que en algunos casos supera el año natural.

Si por ejemplo compramos una determinada divisa, a la espera de un cambio en las políticas monetarias por parte del banco central correspondiente, podremos mantener esta divisa en cartera un largo período de tiempo, sin recibir ningún tipo de rentabilidad que no sea la diferencia entre la compra y su posterior venta (veremos un ejemplo sobre una operación similar).

Existen varios estilos de trading, dependiendo del plazo temporal de la operación. Cada trader se amolda al estilo en el cual se siente más cómodo con el capital a invertir, el riesgo, el tiempo de dedicación, etcétera.

Aunque un trader puede manejar más de un estilo perfectamente, siempre habrá alguno en el cual se mueva con mayor soltura:

Scalping

Es un tipo de trading con una operativa electrizante, agresiva y que exige mucha concentración. Se trata de realizar operaciones en un plazo que suele durar unos pocos minutos.

Un scalper opera con gráficas de muy corto plazo (de un minuto o menos). Debe determinar la organización de su jornada laboral. ¿Cuándo realizará su operativa. Normalmente suele trabajar desde la apertura de cualquier mercado financiero y suele tener una duración de unas tres horas o cuatro horas, incluso menos.

Si opera los mercados europeos debe estar media hora antes de que abran las Bolsas delante de las pantallas y con todo el plan de trading preparado (el mercado europeo abre a las 09:00 hora española, excepto Londres y Lisboa que abren una hora más tarde). Si prefiere trabajar por la tarde debe operar el mercado americano (Wall Street abre a las 15:30 hora española).

El mercado asiático (Japón, China, Singapur, etc.) abre cuando aquí es de noche y algunas coinciden con nuestro horario de mañana, pudiendo aprovechar su cierre (Tokio abre a las 01:00 hora española. Hong Kong a las 02:30 hora española)

Hacer scalping en más de una sesión resulta agotador, de hecho ya hacerlo en una sola puede resultar bastante estresante, por eso la jornada debe ser de unas cuatro horas como mucho. Requiere concentración. El estar cansado induce a cometer errores que pueden costar dinero.

Se hace necesario un programa físico y mental para estar en óptimas condiciones. Dicho programa debe formar parte del plan de formación de un trader y convertirse en una rutina personal.

Tan sólo cuando la operación sea favorable, un scalper puede dejar la posición abierta más de una hora. Normalmente 10 minutos ya es mucho tiempo para una operación de scalping. El ritmo es frenético y las decisiones se toman en segundos.

Gráfico de 1 minuto en el Oro. (Fuente: Metatrader)

El objetivo es hacer unas tres operaciones certeras, más o menos, una vez conseguido el trader cierra la sesión.

Si por el contrario las operaciones no acaban tal y como se esperaba, asume la pérdida (es necesario aprender a gestionar las pérdidas, tanto monetariamente como psicológicamente. Se verá con más detalle) e igualmente cierra las pantallas.

No existen las revanchas en los mercados, porque nos llevarán a perder. Las operaciones deben ser cuidadosamente estudiadas y en ningún caso hechas a consecuencia de un impulso.

Dentro de un programa formativo de trading suele utilizarse este período temporal en las prácticas por motivos didácticos simplemente. Es más fácil ofrecer una clase práctica delante de las pantallas con gráficos de un corto espacio de tiempo que explicar cómo se lleva a cabo una operativa que puede durar días. Se pueden estudiar más movimientos y patrones que se dan en los mercados.

Sin embargo, uno de los errores es querer comenzar con este estilo al aprender trading. A no ser que el alumno se encuentre verdaderamente cómodo con el mismo. Se debe aprender a diseñar operaciones bien y con calma. A construir un plan de trading y esto exige un mayor margen temporal para que el alumno tenga tiempo de ir tomando decisiones con calma.

El scalping requiere la especialización en tan sólo un activo financiero. No da tiempo a operar más que un mercado a la vez. Esto también supone un problema porque el alumno debe aprender a manejarse en varios mercados con distintas características.

Day trading

Un day trader realiza una operativa intradiaria, pero no tan agresiva como un scalper. No suele estar posicionado (ni al alza, ni a la baja) en el mercado cuando la sesión bursátil cierra. Es decir, no debe dejar una operación abierta hasta el día siguiente. A no ser que se trate de una operación especial, muy favorable y se gestione muy bien el riesgo (mediante órdenes de cerrar posición si el precio alcanza un determinado nivel que deja programadas. Se denominan “stop loss”).

Los beneficios de este tipo de trading son mayores y las pérdidas también pueden ser de mayor cuantía. Por tanto se necesita un mayor capital inicial para comenzar este tipo de operativa.

Tanto el day trader como el scalper deben tener cuidado con la publicación de noticias económicas durante la sesión.

Deben tenerlas bajo control y protegerse en caso de que la noticia sea desfavorable. En los instantes posteriores a la noticia el mercado puede reaccionar de una forma muy violenta y puede girarse en nuestra contra.

Los mecanismos para gestionar estos movimientos tan volátiles deben ser bien aprendidos en el programa formativo de trading, puesto que los traders a más corto plazo (scalpers y day traders) tendrán que lidiar con las noticias prácticamente a diario.

Por el contrario, no resulta profesional y es muy arriesgado operar según surgen las noticias. Este tipo de estrategias dan más de un disgusto. Pueden salir bien en alguna ocasión, pero el día que salga mal se saldará con una pérdida importante. Los buenos traders no operan con las noticias económicas.

Volviendo al day trading, esta operativa se realiza en una temporalidad en los gráficos ligeramente superior (5 minutos y 15 minutos). Las operaciones pueden durar horas abiertas y no es necesario estar constantemente delante de las pantallas (como en el scalping). No es ni necesario ni conveniente, resulta agotador y puede hacernos ver fantasmas en los gráficos que nos harán cometer errores. Sí que se exige estar pendientes del mercado durante la jornada laboral, pero no constantemente observando los gráficos.

Gráfico de Amazon (acciones) en temporalidad 15 minutos (Fuente: Metatrader)

Pueden operar durante todo el día, en más de una sesión, ya que es más relajado que el scalping (aunque también es estresante, pero no a esos niveles). También les permite operar más de un activo, aunque tampoco tienen tiempo de analizar muchos. Lo más normal es que se especialicen en unos pocos.

Swing trading

Seguimos subiendo un escalón más en el margen temporal de la operativa de trading. El swing trader es aquel que realiza una operativa que puede durar varios días, normalmente entre dos y diez días, aunque no hay una regla fija para esto.

Mucho cuidado, es un error grave el querer realizar una operación de day trading y, como no nos ha ido bien, dejarla abierta varios días. Con estas cosas sucede lo mismo que cuando veíamos lo que pasa por operar las noticias económicas, no suelen salir bien. Si queremos formarnos para ser buenos traders debemos adquirir buenos hábitos desde el primer minuto. El saber admitir que una operación no ha salido bien y cerrarla sin más (con pérdida) debe ser uno de ellos. Así se comporta un profesional del trading.

No podemos engañarnos a nosotros mismos y cuando una operación no sale como esperamos y debemos cerrarla con pérdidas, se cierra y ya está. Las pérdidas están controladas, forman parte del proceso. En el programa de formación debe estar incluida la sección de gestión monetaria y del riesgo. Es esencial saber cuándo entrar, cuándo salir y qué capital debemos invertir en cada operación.

Hacerlo de otra manera y querer convertir una operación intraday (o intradía) en tipo swing tan sólo nos generará más estrés y quedaremos atrapados en esta posición. Con nuestro valioso capital cautivo, a la espera de ver lo que sucede. Todo por no tener el valor de asumir la pérdida.

En realidad todo lo que se acaba de comentar sobre asumir pérdidas está bien dicho en teoría. Pero en la práctica, tener el coraje de cerrar una operación con pérdidas y asumirlas sin más suele resultar muy duro. Es uno de los puntos a trabajar en el programa de formación para traders.

El swing trading requiere más capital inicial para desarrollar la operativa. Por las mismas razones que el day trading exigía más capital que el scalping.

Gráfico de BBVA (acciones) en temporalidad de 1 hora (Fuente: Metatrader)

La temporalidad del gráfico que suele utilizarse es múltiple. Por una parte se realiza un análisis general del mercado en temporalidades superiores, de una semana, un día y gráficos de cuatro horas. Después la operativa se desarrolla en gráficos de una hora o incluso de 15 minutos. Aunque hemos dicho anteriormente no hay nada escrito y tampoco es que sea una regla inamovible, pudiendo utilizar unos gráficos de hasta 4 horas como marco temporal operativo si el trader lo cree conveniente.

El caso es que las operaciones en este estilo de trading pueden llegar a durar unas pocas semanas, si se alargan. Para que esto suceda debe darse el caso de que la operación sea favorable y el trader tiene un completo control de la gestión monetaria y del riesgo.

Se debe tener un plan de trading más completo que los estilos anteriores y cumplirlo con absoluta disciplina, tomando beneficios parciales en los niveles que hemos determinado, aumentando la posición en otros niveles previamente estudiados (piramidar posición) y teniendo presente cuándo cerraremos la operación si el mercado gira en contra. A esto se le llama gestionar la posición.

Este estilo de trading no es tan sensible a las noticias económicas, aunque hay que seguirlas y ver la reacción que ha tenido el mercado. Por otra parte, se debe tener un poco más de consciencia de las causas que mueven al activo, no tan sólo fijarse en las gráficas y analizar el mercado en base a ellas únicamente (algunas nociones de análisis fundamental).

Position trading

Este tipo de trading está cercano a la inversión en sentido estricto. Se trata operar mercados desde varias semanas, meses e incluso años. Es un estilo más difuso.

El trader tiene posibilidades de analizar una gran cantidad de activos, mercados y construir incluso una cartera de inversión (no propiamente dicha, se trata tan sólo de un conjunto de activos sin buscar la sinergia entre ellos, cada operación es independiente).

También es necesario para este tipo de trader el conocimiento de los estímulos que hacen que el precio de los activos fluctúe, tanto al alza como a la baja. El position trader un estratega en toda regla.

Al análisis de los mencionados estímulos, las causas o fundamentos propios del activo, se le denomina “análisis fundamental”. El análisis de las gráficas, para interpretar la oferta y la demanda y los posibles niveles en que el precio podrá girar se llama “análisis técnico”.

Hasta ahora debido al espacio temporal utilizado, no hemos visto ningún estilo de trading que necesitase saber los fundamentales que mueven al activo (salvaguardando el Swing trading y en una cierta medida, unas nociones simples). El Position Trading debe contemplar estos aspectos. Para entenderlo mejor vamos a poner un ejemplo:

Imaginamos que queremos operar con la acción de Telefónica. Si decidimos realizar day trading con esta acción, debido al plazo temporal tan corto no es necesario saber qué dividendos ofrece, ni qué perspectivas de crecimiento tiene, ni si su gestión está en entredicho, ni si el sector no pasa por su mejor momento, ni sus ratios de solvencia y endeudamiento, etc.

Tan sólo nos interesa una cosa: El gráfico. Saber qué harán los precios ese día, tener cuidado con las noticias que se vayan a publicar y sobre todo gestionar bien el riesgo de nuestra posición.

Los precios se mueven en el corto plazo (intradía) por una sobrerreacción de la oferta y la demanda. ¿Cómo se explica que Telefónica se haya movido un 1% ese día cuando su situación no ha cambiado nada y sus datos fundamentales son exactamente los mismos? Tan sólo porque la gente compra y vende esa acción y esto hace que el precio se mueva. Esos movimientos se pueden ver y se deben interpretar en el gráfico de cotizaciones.

Ejemplo del análisis técnico. Gráfico de Sacyr (acciones) temporalidad de 1 día (Fuente: ProRealTime)

Ahora imaginemos que operamos Telefónica y nos fijamos en un gráfico diario y semanal, vemos un potencial de revalorización y decidimos entrar en el mercado. La operación puede durar varios meses. Nuestro objetivo es cazar esa gran tendencia que se está gestando.

En este punto sí que debemos saber que Telefónica ha aumentado su cifra de negocios y que es posible que reparta un dividendo mayor. Esta causa apoya nuestra teoría. Debido a la alta temporalidad de nuestra operación de trading (que llega incluso a difuminarse con la inversión) necesitamos saber las causas, para verificar la operación y observar que estas se mantengan; y en consecuencia dar validez nuestra estrategia de inversión. En caso de que los fundamentales cambien puede producirse un giro de mercado. Además brusco. Debemos estar atentos y saber reaccionar.

No significa que no debamos prestar atención a los gráficos. Todo lo contrario, debemos confirmar que los gráficos apoyan los fundamentales, porque en definitiva lo que mueven los precios es la oferta y la demanda.

“No se puede ir en contra de los gráficos”

En la inversión también se utiliza un estilo de análisis similar. A veces se elimina el análisis técnico y se basa únicamente en la rentabilidad anual que el activo nos ofrece. (Por ejemplo el interés anual de un bono a 5 años). Pero una estrategia completa debe tener en cuenta ambos tipos de análisis de mercado.

Ejemplo de análisis técnico Telefóncia en gráficos diarios (Fuente: ProRealTime)

Ejemplo de operativas

Si por ejemplo operamos el par de divisas euro/dólar mediante scalping. Tan sólo tendremos que estar atentos a la noticia de la subida de tipos de interés de la Reserva Federal que haya ese día. En momentos posteriores tras la publicación el mercado se volverá indomable. Pero los gráficos nos dirán todo lo demás.

En cambio si observamos que la Reserva Federal estadounidense decide elevar los tipos de interés del dólar. Probablemente el dólar se apreciará en el corto/medio plazo, porque es más caro pedirlo prestado. De hecho el par de divisas euro/dólar se desploma tras la noticia (cae el euro y sube el dólar). Pero solo es la reacción inicial, antes de eso el mercado ya lo va descontando y nosotros lo estamos viendo venir por las declaraciones de los protagonistas, la situación de ambas economías y por la tendencia que toman los gráficos.

Si el dólar se aprecia contribuirá a que las importaciones aumenten, porque al estar más fuerte el cambio es más favorable y es más barato comprar productos en euros. De esta forma lo que aumentará serán las exportaciones de la eurozona (el euro se deprecia).

Si las exportaciones de la Zona Euro aumentan, al estar el euro más débil que el dólar, debemos buscar un mercado netamente exportador en Europa, porque en estas circunstancias un mercado con tales características saldrá beneficiado y se revalorizará.

En Alemania existe un gran sector industrial exportador. Por consiguiente debemos buscar empresas alemanas que exporten, estas empresas se apreciarán debido a que tendrán un buen volumen de negocios, aumentarán sus dividendos al accionista y provocará una oleada de compras masivas que empujarán el precio al alza como un cohete.

Gráfico futuro del Euro/Dólar. Gráfico semanal (Fuente: ProRealTime)

También podemos operar el mercado alemán en su conjunto a través del DAX 30, índice de la Bolsa de Fráncfort.

Por consiguiente podemos realizar las siguientes operaciones:

  1. Tradear el par de divisas euro/dólar, a la baja.
  2. Tradear el DAX alemán, al alza.
  3. Tradear empresas exportadoras, buscar un país con buenas condiciones y explorar el sector industrial del mismo hasta dar con una acción que tenga un buen potencial.

Ahora tan sólo nos falta analizar los gráficos, semanales y diarios, de todos los activos para:

  1. Determinar si los gráficos apoyan nuestra teoría y si se está gestando el movimiento, o bien está ya en marcha.
  2. Determinar el nivel de precios de entrada al mercado, salida con beneficios y salida con pérdidas.
  3. Analizar niveles críticos en los que el precio puede girarse.
  4. Seguimiento de la operación para la gestión de la misma (aumentar posiciones, tomar beneficios parciales, prestar atención por si el mercado tiene perspectivas de girarse en nuestra contra).

Así se hace trading. Todo lo demás se podría considerar inversión en sentido estricto, aunque la barrera en este caso entre el position trading y la inversión no esté tan clara.

Nuestro objetivo es aprender a operar los mercados, para realizar operaciones al plazo que nos sea más cómodo, por ello vamos a seguir explicando cómo estudiar trading.

Gráfico futuro del DAX 30. Gráfico Semanal (Fuente: ProRealTime)

¿Es difícil hacer trading?

La respuesta es: rotundamente sí. Es una actividad difícil de llevar a cabo, tan sólo unos pocos consiguen dominarla. Un 5% de los aspirantes llegan a ganarse la vida (y por cierto demasiado bien) haciendo trading. Para ser un buen trader se debe poner mucho empeño y atención.

Poco tiempo atrás existían agresivas campañas comerciales de intermediarios financieros y formadores de medio pelo que aseguraban el éxito con hacer un simple cursillo de fin de semana y el aspirante estaba preparado para sentarse delante de las pantallas y ganar unos 2.000 euros al mes. Una falacia.

Bueno, no exactamente. Es posible ganar 2.000 euros al mes y mucho más. Pero para ello el aspirante debe prepararse muy bien a todos los niveles que se le exige. No haciendo tan sólo esta formación que podríamos considerar muy básica.

El aspirante a trader debe mentalizarse, ser consciente de dónde se está metiendo y lo que se le va a exigir. Sólo aquellos que están dispuestos a pagar el precio mediante su esfuerzo podrán obtener el privilegio de convertirse en traders profesionales.

Pero lo cierto es que cuesta mucho trabajo. Hay que poner empeño, dedicación, tiempo y esfuerzo (y algo de sufrimiento, perder en los mercados genera una sensación de inseguridad, ira, frustración y culpabilidad que es difícil de gestionar). Ahora bien, el premio merece la pena.

Para estudiar una carrera universitaria es necesario tener paciencia, dedicarse a estudiar durante cuatro largos años, superar duros exámenes, etc. En fin, cuesta tiempo y esfuerzo. ¿Cómo queremos pretender aprender a hacer trading con tan sólo leer un libro o asistir a un cursillo?

Esto es una profesión y muy seria. Los traders se enfrentan a diario con los mercados financieros, dónde operan las mentes más afiladas del planeta. Las personas más inteligentes de la Tierra no trabajan en la NASA, como muchos se pueden imaginar; son fichadas por una gran empresa de servicios financieros para que presten sus servicios. Esto sin contar la potente tecnología existente para hacer el denominado “trading de alta frecuencia”.

Pero no te desanimes, estudiar trading es como todo en la vida. Tan sólo que como no existe un programa de formación reglado (más allá de los másteres bursátiles que ofrecen algunas escuelas de negocios), no es necesario ir a clase, ni hacer exámenes, pensamos que no esta profesión no exige, como mínimo, el mismo esfuerzo que una carrera universitaria. Pero en realidad sí que tendrás que poner de tu parte y mucho.

“Las técnicas y las tácticas de inversión tendrán un valor escaso o nulo si la mentalidad que las apoya no ha sido debidamente preparada”.

(Oliver Velez y Greg Capra)

Estudiar trading equivale a realizar una carrera universitaria. Tan sólo que no se trata de una carrera oficial, dónde te dan el título y estás preparado para redactar un currículum y esperar que te llamen, si te llaman.

Con esta carrera aprenderás algo mucho más valioso: A crear y gestionar dinero. También es una profesión que te obligará a mantenerte en perfectas condiciones intelectuales, físicas y psicológicas.

En realidad los conceptos teóricos para aprender trading desde cero son sencillos, cualquiera puede aprender la teoría. La dificultad viene dada cuando el aspirante quiere poner los conceptos a la práctica, ahí es cuando se aprende a ser trader de verdad.

Un trader se enfrenta con un sinfín de trampas mentales y vicios de personalidad que le impiden desarrollar la operativa de un modo correcto.

Los conceptos no hay que aprenderlos de memoria, hay que interiorizarlos. Esto solo se consigue a través de la práctica, con paciencia, un deseo de aprender y un fuerte espíritu para no tirar la toalla.

Es necesario un programa de formación completo, sistemático y ordenado. Más adelante veremos cómo debe estar basado este programa y que se le exige a una persona para formarse y ser un buen trader. De momento atendamos a lo que dijo el que está considerado el mejor trader de todos los tiempos, Jesse Livermore:

“Especular es un negocio difícil, que pone a prueba los nervios del más templado, y un especulador debe dedicarse a su actividad en cuerpo y alma…”

El trading es un negocio (y por cierto muy serio), no es un juego. Es una profesión y debes tomarla como tal.

Por consiguiente, en nuestra etapa formativa el estudio y las prácticas (aunque sean en simulado) deben ser constantes y con una férrea disciplina (necesaria para desarrollar nuestra operativa después).

Aunque esta profesión no parezca muy típica en España, en otros países con una tradición bursátil más desarrollada (como Inglaterra y Holanda, por ejemplo) está considerado un trabajo como otro cualquiera.

¿Por qué estudiar trading?

Las razones que motivan una persona a estudiar trading pueden ser de muy diversa índole se trata de una profesión ingrata, puesto que no está reconocida oficialmente y además puede ser desalentador el no tener éxito operando en los mercados financieros.

Últimamente se habla mucho acerca de la libertad financiera. No cabe duda que haciendo un buen trading y combinando lo con una gestión de nuestras finanzas personales eficaz (lo cual se aprende paralelamente al estudiar trading) se puede alcanzar este objetivo.

En realidad cuando nos referimos a libertad financiera no nos estamos refiriendo con tan sólo el vivir cómodamente, nos referimos a alcanzar la libertad real. ¿A qué nos referimos por libertad real? A esto:

  • Vivir en el lugar que se elija de forma cómoda
  • No tener problemas para pagar las facturas
  • Mantener un cierto nivel de vida, económicamente hablando.
  • Tener tiempo para dedicar a otra actividad, lo cual es conveniente para equilibrar nuestra vida.
  • Ganar tiempo para dedicárselo a la familia o amigos
  • No depender de un trabajo ni de un jefe
  • No estará sujeto a una jornada laboral, podemos ser libres para decidir nuestros horarios y nuestras vacaciones. Una total flexibilidad.
  • Poder decidir el momento de la jubilación, no es un trabajo que requiera esfuerzo físico.

Todo esto está muy bien como meta, pero no olvidemos lo difícil que conseguirla. En cualquier caso el dinero (y por consiguiente la libertad financiera que nos brinda) no debe enturbiar nuestra mente. El dinero gran vendrá solo, lo primero es aprender a hacer trading.

El motivo principal para estudiar trading (pregúntenle a cualquier trader) es una pasión por el mundo de la inversión y las finanzas. Esta pasión supera todos los obstáculos del programa de formación y sacrificios que se deben realizar.

Cómo objetivos secundarios no está mal el querer ser capaces de tomar nuestras propias decisiones, aceptar que se trata de una filosofía de vida y un deseo de avanzar y mejorar en todos los aspectos. El dinero vendrá después, si te esfuerzas lo suficiente.

Salidas profesionales del trading

La primera alternativa que tiene un trader profesional es gestionar su propio dinero, que no es poco. Ahora bien, esto exige tener un cierto capital inicial.

A medida que va transcurriendo el tiempo y desarrollándose nuestra carrera como traders el capital va aumentando (si hacemos bien nuestro trabajo); por ende nuestras ganancias en cada operación. Pero en principio es necesario un capital inicial para comenzar un negocio de trading por cuenta propia.

El capital inicial se puede ir constituyendo mientras el trader está en formación. Claro, que esto exigirá tener un trabajo a media jornada y realizar muchos sacrificios económicos y de otra índole.

A medida que se vaya avanzando en el estudio de trading se verá cómo los ahorros van creciendo, a pesar de no hacer trading con una cuenta real todavía. Esto es una consecuencia de ir aprendiendo a gestionar dinero. Pero no todas las personas son capaces de estudiar trading, trabajar y mantener sus gastos cotidianos. Es comprensible.

Por ello además de gestionar tu propio capital existe la posibilidad de gestionar capitales ajenos. Para ello tendrás que formar parte de una entidad financiera, puesto que es necesaria una licencia para captar capitales ajenos (a no ser que sean préstamos).

Tanto conseguir capital prestado como el gestionar capitales de terceros debe quedar reservado para traders expertos. No es en absoluto recomendable comenzar a hacer trading con capital prestado.

Por consiguiente debes centrarte primero en aprender bien la profesión de trader, comenzar con un modesto capital inicial y si eres capaz de gestionarlo bien y conseguir buenos resultados de forma consistente (a la par de ganar en experiencia) podrás tener una salida profesional como gestor de capitales de terceros. Pero tu objetivo inicial debe ser ese: Aprender. No ganar dinero.

La parte positiva (no todo va a ser negativo) es que no es necesaria una titulación oficial para dedicarte al trading con capitales ajenos (no es obligatoria, pero es recomendable por lo menos estudiar economía u otras materias relacionadas.

Lo único que se necesita para entrar a formar parte de la plantilla de operadores y/o analistas de un gran fondo de inversión es experiencia y demostrar que se es buen trader. ¿Cómo? Con una cuenta de trading auditada.

Auditando nuestras cuentas, aunque sean pequeñas porque las estadísticas se basan en porcentajes del capital, será una prueba de que sabemos lo que nos traemos entre manos. Muchos brókeres, fondos y entidades de inversión querrán, si se da este caso, que entremos en su plantilla.

Primero debemos trabajar duro y plantear nuestra operativa por cuenta propia o como mucho gestionar una cuenta PAMM o MAM de un bróker. También es posible realizar “social trading”.

Las cuentas PAMM, MAM y el social trading es una forma de captar capitales de terceros, pero siempre dentro de los clientes de un mismo bróker, la gente que nos presta el capital o copia nuestras operaciones son clientes del mismo bróker. De esta forma el bróker controla y bloquea el capital que ponen a nuestra disposición de forma que es imposible retirarlo. De la rentabilidad que consigamos ganaremos una comisión.

También es posible que te ganes la vida en negocios paralelos relacionados con el trading y las finanzas. Por ejemplo analizando mercados y colgando vídeos en Youtube.

Si completas tu formación de trading con un curso que te habilite como asesor financiero (EFPA), cosa que no te será muy difícil una vez comiences a formarte como trader y descubrir cómo funciona el mundo del dinero, de la economía y del sistema financiero. Además, esta formación te ayudará a ser un trader más completo.

En síntesis, existen unas buenas oportunidades de trabajo ligadas al trading por cuenta propia (con tu propio capital). No obstante para poder desarrollarlas es fundamental que seas un trader experimentado y lo demuestres mediante una cuenta auditada que arroje rentabilidad consistente y buenas estadísticas. Para ello comienza por tu cuenta con un capital discreto, en la medida de tus posibilidades. Tu objetivo es ser un buen trader, el dinero vendrá sólo.

Gráfico diario del IBEX 35 (Fuente: ProRealTime)

¿Cómo comenzar a estudiar trading?

Estudiar trading es como estudiar en cualquier facultad, hay partes que te gustarán más y otras que te gustarán menos.

Quizá te guste la economía y las finanzas y disfrutas mucho haciendo análisis, pero no se te da tan bien eso de mantener tu cuaderno de trading con todas las operaciones anotadas.

Déjame decirte que ambas tareas son igual de importantes, llevar un mantenimiento de las operaciones y realizar estadísticas periódicamente para analizarnos a nosotros mismos es tanto o más útil que analizar un mercado financiero. Si decides estudiar trading tendrás que abordar todos estos puntos. Ser un trader profesional exige estudiar más allá de los análisis de mercados.

Para mantener la disciplina de estudio, lo mejor que puedes hacer es encontrar un programa formativo ordenado, sistemático e impartido por alguien que tenga reconocido prestigio.

Como hemos comentado, no existe una formación oficial para hacer trading puro. Cómo mucho algún Máster Bursátil que te enseñe el funcionamiento y la operativa en los mercados. Esta formación oficial no está orientada al trading propiamente dicho y no suele incluir prácticas de trading en tiempo real.

A la hora de hacer trading, toda la formación que tengas relacionada con el mundo de la economía y finanzas te ayudará. No sería malo comenzar por decidir estudiar algo de este campo.

¿Por qué un profesor experimentado y que cuente con prestigio?

En la actualidad existen muy buenos formadores y muy buenos programas para aprender a ser trader. No lo vamos a negar. Pero también existen muchos charlatanes y, en palabras del maestro José Luis Cárpatos, “vendedores de crecepelo”.

Todo esto es consecuencia de la ausencia de formalidad en el estudio de este campo. Por lo, tanto a la hora de decidir cómo formarnos, es necesario buscar a alguien que cuente con una cierta reputación en el mundo del trading y pedir referencias sobre su forma de enseñar. Los objetivos didácticos del curso y el nivel de satisfacción de antiguos alumnos también son una buena señal.

¿Qué puedo encontrar al estudiar trading?

La formación que ofrecen muchos brókeres para captar clientes no es una formación falsa, ni es fraudulenta, pero es muy insuficiente. No vas a conseguir aprender a tradear los mercados financieros con un cursillo de fin de semana. Por mucho que te digan que saldrás de ahí preparado para ganar 2.000 € mensuales.

La calidad de esta formación no se pone en duda, pero es el principio del programa, el nivel inicial, la toma de contacto con la materia únicamente.

Es una táctica de marketing para ganar clientes que operen en los mercados a través de ellos. El resultado de operar sin estar lo suficientemente formado puede ser letal para tu capital y para tu estado de ánimo.

Otro aspecto que debes tener presente es que las guías gratuitas que te ofrecen para hacer trading que y que suelen tener el título de “Conviértete en un experto en trading” suelen ser también la mejor manera de perder tu capital. Por la misma razón que la anterior.

Cuando un bróker te ofrezca algo de forma gratuita acuérdate siempre de esta frase de André Kostolany, un gran inversor y trader al que antes hemos hecho referencia.

“Los corredores y los brókeres no ganan con la diferencia de cambio, sino con las comisiones que facturan a sus clientes por cada transacción. En una conversación entre brókeres, primero hablan sobre el volumen de negocio y, sólo después, sobre la tendencia.”

Los brókeres quieren ofrecerte información para que empieces cuanto antes a operar con ellos y puedan ganar comisiones. Ese es su negocio, es legal y no tengo nada en contra. Sólo quiero prevenirte porque este tipo de formación no es suficiente para que creas que puedes ganar dinero en los mercados financieros. Ni se te ocurra invertir un solo euro con tan sólo haber asistido a un seminario o haber leído una guía gratuita en 20 minutos.

El material didáctico y el auto-aprendizaje

Puedes encontrar muy buen material navegando por Internet, tanto libros, como cursos, como vídeos explicativos. Es cierto, algunos son muy buenos y pueden servir muy bien de apoyo y repaso. Otros sin embargo te confundirán. Es el problema de Internet, las fuentes de información no son fiables.

Otro problema añadido es el no existir un programa ordenado para todo este material. Puedes estar mucho tiempo leyendo, viendo vídeos, asistiendo a webinars, etc. que no sacarás nada en claro como no te marques un programa y un plan de formación.

En cuanto a libros, que puedo decir, los hay de todo tipo. Algunos son verdaderamente buenos, obras maestras del mundo de la inversión, muy útiles y recomendables. Otros no valen ni el papel ni la tinta con la que se han impreso.

Por tanto hay que ser muy selectivo (al principio sobre todo, después no importa tanto) con los libros y el material de apoyo en general. En ese aspecto, un consejo es que los clásicos nunca fallan, por eso les llaman clásicos. Pueden ser un buen comienzo, pero exigen algo de conocimiento para su comprensión.

Conozco gente autodidacta que le gusta mucho leer libros sobre trading (a mí, sin ir más lejos), muchos de ellos saben hacer trading y les viene muy bien para profundizar, repasar y captar matices. La diferencia es que para una persona que comienza a estudiar trading y no tenga una guía le costará mucho trabajo avanzar tan sólo leyendo, no tiene unas directrices que les sirvan como base. No puede aprovechar bien el material porque no realizan un estudio ordenado.

Una persona puede estar muchos años leyendo y tratándose de formar por su cuenta y seguir en el mismo punto de partida. Es decir, no conseguir ganancias de una forma consistente haciendo trading. Esto se debe a no tener un orden en su aprendizaje.

Un mentor es el mejor modo de ahorrarte tiempo y sufrimiento en los mercados. Pero ojo, hay que elegir a un buen mentor y que presente un buen programa de formación.

¿Qué necesito para ser un buen trader?

Para ser un buen trader tienes que trabajar muchas áreas de tu vida, no sólo los conocimientos técnicos sobre mercados financieros. Para ser más concreto, un programa completo de trading debe abordar cuatro puntos que yo mismo he denominado los “cuatro pilares del trading”:

Psicología y mentalidad de inversor (se suele llamar “Psicotrading”)

En los cursos y programas formativos es común dejar al margen este aspecto tan importante.

Un trader se debe equiparar a un deportista de élite y un deportista de tan alto nivel tiene claro que un porcentaje muy alto de su éxito depende de su estado mental.

Entre otras cosas un trader debe trabajar:

  • Disciplina para mantener el plan de trading.
  • Nivel de compromiso y determinación.
  • Relajación constante.
  • Dirigir y mantener la atención y no dejarse llevar por el miedo o la codicia. No perder de vista sus objetivos diarios, semanales, mensuales, anuales y vitales.
  • Motivación para los momentos difíciles.
  • Gestionar sus emociones, no dejarse llevar por la ira o querer tomar revancha ante una pérdida.

Existen ejercicios psicológicos para entrenar cada uno de estos aspectos. El equipo docente debe contar con una persona especializada en psicología y coaching adaptado para inversores.

Sobre este punto, te puede interesar este artículo sobre Dinero, inteligencia emocional y coaching.

Hemos estado viendo a lo largo del texto todo lo que se le exige emocionalmente a un trader.

Al igual que existen los psicólogos deportivos, existen los coachs y psicólogos especializados en trading.

Análisis de los mercados (tanto técnico, como fundamental)

Se trata de un punto en el que suelen centrarse todos los cursos y programas de formación en trading, especialmente el análisis técnico.

Debe estudiarse progresivamente. Se debe incluir análisis fundamental para que el alumno pueda tener una visión más completa del funcionamiento de la economía y los mercados (tampoco es necesario un conocimiento exhaustivo, pero sí unas lecciones). A su vez, esto le permitirá tener un mayor grado de control de las finanzas personales y trabajar la inversión a largo plazo.

Tanto el análisis técnico, cómo el fundamental son esenciales a la hora de estudiar trading. Pero no debe cometerse el error de ser el tema central y dejar el resto de los “pilares” algo secundario.

Existe la creencia que un trader es mejor porque analiza mejor los mercados. Falso. Un trader es buen trader porque no descuida ninguno de estos “cuatro pilares” que estamos viendo.

Gestión monetaria y gestión de riesgo

Es otra materia de una enorme importancia que sólo los mejores programas formativos incluyen.

Se trata de saber perfectamente cómo gestionar sus finanzas, qué cantidad de dinero debe invertir en una operación, qué riesgo está dispuesto a asumir, cómo protegerse del mismo.

En resumen, algunas de las tareas más importantes de este campo son:

  • Saber gestionar el capital
  • Identificar el riesgo, medir y protegerse del riesgo. Asumiendo un nivel adecuado.
  • Colocar órdenes de “stop loss” con maestría, saber gestionarlas.
  • Gestionar nuestras posiciones abiertas en los mercados.
  • Controlar el apalancamiento y el margen.

A menudo la diferencia entre ganar o perder en el trading la marca esta área del trading. Por poner un ejemplo, un buen trader debe ser capaz de ganar dinero con tan sólo un porcentaje de aciertos de un 40% (de cada 10 operaciones 4 son ganadoras). ¿A qué se debe esto? A la gestión monetaria y el resto de factores que estamos analizando.

Todo lo que aprendamos nos hará construir un gran patrimonio. Comenzando con el capital inicial. También nos ayudará a gestionar nuestras finanzas personales.

El capital de un trader es su bien más preciado, su materia prima. Por consiguiente la gestión de nuestras finanzas y nuestro “capital” es de importancia “capital” (valga la redundancia. Es para que se recuerde mejor).

Organización y logística necesaria

Aquí se engloban todas las tareas necesarias para poder desarrollar el negocio del trading. Desde la legalidad, fiscalidad, mantenimiento informático, administración, estadísticas para autoevaluarnos, elaborar el plan de trading, cuaderno de trading, etc.

Aunque puedan parecer tareas secundarias o poco relevantes, más de un trader ha fracasado por descuidarlas. Si no se tienen en orden nuestras herramientas, nuestra gestión de intermediarios financieros y nuestro espacio de trabajo; nuestra mente tampoco estará en orden.

Desde la contratación de un bróker, hasta el mantenimiento y limpieza de nuestro espacio de trabajo. Todo es importante. Debemos ser capaces se der unos verdaderos directores de negocio. Gestionarlo todo como si de una empresa de calidad se tratase.

Hasta aquí los cuatro pilares del trading. Si los dominas puedes llegar a ser un buen trader. Pero estas columnas sobre las que descansa nuestra operativa son muy amplias, siempre quedará algo por aprender y por perfeccionar. Nunca se acaba de estudiar y de mejorar.

¿Cuál sería un buen programa para aprender trading desde cero?

Vamos a definir cómo debería ser un buen programa para aprender a hacer trading. Desde un punto de vista docente. Desde un punto de vista de objetivos técnicos, tendremos que buscar un programa que cubra los factores indicados en el punto anterior.

Un programa de trading se debe dividir en distintos módulos, debido a su cantidad de temario y su complejidad. Cada módulo debe ser progresivo, es una unidad formativa concreta que el alumno debe superar para pasar al módulo siguiente. Es lo que se llama enseñanza programada. En cada módulo se trabajarán cada uno de los cuatro pilares del trading.

A medida que se avanza con los módulos los conocimientos en los cuatro pilares van profundizándose. Hasta que el alumno tenga un dominio de los cuatro requisitos técnicos (los cuatro pilares).

Antes de comenzar con los módulos formativos, el alumno deberá asistir a una fase de formación previa, similar a la que se ha visto y que se ofrece de forma gratuita por parte de los brókeres. Será un cursillo de iniciación gratuito para asentar conceptos y tomar contacto.

Se deben ofrecer clases de tutoría, interactuar con el profesorado y resolver todo tipo de dudas. El trading es una profesión solitaria, si el alumno no asimila bien los conceptos o tiene un vicio en su forma de operar no habrá nadie después que lo corrija y ese error puede ir a peor.

El tutor y el profesorado deben observar al alumno muy de cerca, estar en contacto con él y corregir sus ejercicios; así como resolver todas sus dudas en las prácticas. No es mala idea organizar asambleas y debates para compartir experiencias periódicamente.

El programa formativo deberá tener una gran cantidad de supuestos prácticos y ejercicios para que el alumno vaya ganando autoconfianza y comience a ponerse en la situación de un operador profesional. Estudiar casos reales es un buen ejercicio.

Las prácticas en los mercados son fundamentales, por cada hora de teoría se deberían dar dos o tres horas de operativa real en los mercados. El alumno podrá comenzar a diseñar su propio sistema y operar con una cuenta simulada (dinero ficticio) cuando haya superado los módulos iniciales (a mitad de programa). Sin embargo el mostrarle gráficos con operaciones debe hacerse desde la primera lección. El objetivo principal es que al finalizar el programa sea capaz de operar con maestría con una cuenta real y esto solo se consigue con práctica.

El alumno deberá encontrar su propio sistema y estilo de trading, deben ponerse a su disposición todas las herramientas y atención necesaria para ello. No debe imponérsele un sistema, él mismo deberá construir su propio plan de trading.

Hay que tener paciencia, esto incluye a los profesores con los alumnos y a los propios alumnos durante su formación. La práctica hace al maestro. A medida que avanzamos en nuestro programa de formación iremos haciendo operaciones cada vez más sofisticadas, hasta que seamos capaces de operar con soltura.

No conviene tener prisa, porque esta profesión es compleja y delicada. Estudiar trading requiere su tiempo. Así que manos a la obra.

Trader independiente y redactor financiero profesional

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Escuela de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: