El Euro consigue un pequeno avance contra el Dolar y el Yen

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

La debilidad del euro sorprende al dólar

La expansión del coronavirus y el Brexit arrastran a la moneda europea a niveles

de 2020 frente al billete verde

Los grandes bancos de inversión del mundo, los afamados intermediarios financieros, los prestigiosos analistas han comenzado el año equivocándose.La divisa de la eurozona, el euro, debería apreciarse contra el dólar estadounidense siguiendo la idea de que la moneda europea estaba infravalorada desde hace tiempo. Pero no, en estos casi dos meses de 2020 ha sido el billete verde el que ha dado la sorpresa revalorizándose un 3,5% y arrastrando al euro a sus niveles de abril de 2020.

Un movimiento que califican de sorprendente. Ahora por un euro te dan 1,0804 dólares y a comienzos de año se cambiaba a 1,1206 dólares. Una buena noticia para los que invierten en bonos o Bolsa estadounidense y mala para los que preparan una escapada a Estados Unidos porque el viaje se ha encarecido de golpe ese 3,5%. Pero todo tiene su explicación. Aquí se mezcla la expectativa de la evolución de ambas economías (europea y estadounidense), los tipos de interés y sus previsiones, la capacidad de refugio de ambas divisas y una inesperada crisis nacida del coronavirus chino, rebautizado como Covid-19. Y a ello se añade la salida del Reino Unido de Europa con todo por decidir y sus repercusiones comerciales.

Evolución del euro frenta al dólar

Evolución del euro frenta al dólar

Evolución del euro frenta al dólar

El matemático Juan Ignacio Crespo, asesor del fondo de inversión Multiciclos Renta4, es también de los sorprendidos: «El euro estaba muy soportado. En primer lugar, porque el balance del Banco Central Europeo (BCE) se ha contenido, mientras que el de la Reserva Federal (Fed) ha crecido en más de 400.000 millones de dólares. El otro soporte es el estrechamiento de los diferenciales de intereses entre ambas economías que quitaban atractivo al dólar». Para este experto, la clave ha sido la crisis del Covid-19, que afecta más a la economía europea que a la estadounidense, ya que esta última está mucho más cerrada al exterior. «Las previsiones de crecimiento para la economía del dólar siguen en el 2%, mientras que para la eurozona pueden bajar hasta el 0% si la crisis de producción y comercial creada por el virus se mantiene. Nosotros tenemos una economía mucho más abierta».

Europa finalizó el año pasado con la esperanza de que la desaceleración sería algo pasajero y fácilmente remontable. De ahí el buen comportamiento de las Bolsas. Pero esa posibilidad ha empezado a oscurecerse a base de datos negativos. Así, la última ronda de indicadores económicos decepcionantes de la zona euro reveló que la economía estaba cerca de estancarse a finales de 2020, mientras que las economías francesa, italiana y alemana probablemente se contrajeron en el cuarto trimestre. Esta misma semana se desplomaban los índices de confianza empresarial (ZEW) de Alemania y de la Unión Europea. Un sentimiento negativo que ahora se ve agrandado por el menor crecimiento de China y sus efectos en Europa.

Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, destaca ese cambio de percepción que se ha producido desde el optimismo hasta el pesimismo por la marcha de la economía europea. «La caída de la producción industrial conocida en enero (correspondiente a diciembre), con datos peores a lo esperado, junto a la encuesta ZEW han cambiado la percepción del riesgo en la eurozona». Y, cómo no, destaca la crisis del Covid-19, cuyos efectos se dejarán sentir en el primer semestre del año. Para la segunda parte de 2020 espera un repunte del crecimiento en la eurozona que traerá un fortalecimiento de la divisa. La analista considera imprescindible ver la evolución del sector del automóvil. «De momento, los datos de ventas de coches en enero han sido malos, en parte por compras adelantadas a diciembre, y hay que esperar», concluye.

El otro gran eje sobre el que pivota el devenir de las monedas es el de los tipos de interés. Actualmente, el tipo de intervención en Europa está en el 0% frente al 1,75% de Estados Unidos. En el mercado de bonos, el estadounidense a 10 años renta el 1,55%, frente al -0,419% del alemán. Unos tipos que, obviamente, atraen al dinero mundial hacia el dólar, pero donde nuevamente se ha abierto un escenario distinto.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

El culpable de que los bancos centrales tengan que redefinir sus estrategias es el coronavirus y los efectos que tenga sobre la economía. Si el efecto es grande en Europa, el BCE, con Christine Largarde al frente, no descarta reducir a negativo su tipo de intervención. Mientras que, si Estados Unidos sigue con su fortaleza y los excelentes datos de paro, la Fed puede plantearse subir o mantener tipos para no recalentar la economía.

Desde el banco japonés MUFG Bank, el analista Lee Hardman indica en un reciente informe que «la debilidad del crecimiento en la eurozona mantendrá la presión sobre el BCE para que ofrezca una mayor relajación, lo que presenta riesgos a la baja para el euro, que ya se está debilitando con esta previsión. Si bien habría escepticismo sobre el potencial estímulo de bajar más los tipos hacia territorio negativo en la zona euro, dados los efectos indirectos poco deseables».

Impacto semestral

El banco Goldman Sachs reduce la debilidad del euro a un escenario de solo un semestre: «Las interrupciones de negocios relacionadas con el Covid-19 en la zona del ­euro deben ser temporales. Pero puede ser más difícil distinguir la señal del ruido dado el crecimiento débil que se prevé en el primer trimestre, y la respuesta más lenta, habitual entre los responsables políticos en la zona del euro. Por estas razones estamos bajando nuestros pronósticos a tres y seis meses del euro/dólar a 1,08 dólares (desde 1,11) y 1,10 (desde 1,13), respectivamente. Eso sí, no cambiamos nuestra visión a 12 meses, situando el cambio en 1,15 dólares, ya que esperamos un repunte de la actividad económica en el mundo».

A esos mismos niveles de 1,15 dólares por euro sitúa Bank of America su previsión para el cierre de 2020. Esta entidad echa mano del tópico de la tormenta perfecta que se ha creado en torno al euro en estos primeros compases del año con todo en su contra. Pero también habla bien de su oponente, el dólar: «Los datos de Estados Unidos siguen siendo sorprendentemente sólidos para esta etapa tardía de la recuperación de su economía». De nuevo, la sorpresa.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público.

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Revista: Observatorio Iberoamericano de la Economнa y la Sociedad del Japуn
ISSN: 1988-5229

Autores e infomación del artículo

Guido Poveda Burgos
Docente a tiempo completo Universidad de Guayaquil “UG”

Emily Barahona Ortiz

Joselyne Borbor Cedeсo

Anggie Delgado Touriz

Belйn Gonzбlez Moreira

Carla Solуrzano Pacay

Estudiantes de Ingenierнa en Comercio Exterior; Sexto nivel paralelo 68; Universidad de Guayaquil “UG”, Ecuador

Resumen: La apreciación del Yen en el mercado internacional tiene alzas recientes de varios años frente al dólar estadounidense y el euro. Como controlador principal de la acción de precio ha sido una combinación del entorno antipatía al riesgo del mercado, en cuanto al comportamiento de la divisa al dólar estadounidense con el yen.
En cuanto al euro y yen se dice que las herramientas de política monetaria tienen un impacto cada vez más limitado en a la divisa, la economía y la inflación, de manera que parece razonable, que tras el aumento de la incertidumbre por el Brexit que ha despertado un fuerte apetito por activos refugio como el yen. La libra esterlina a caído debido a la salida de reino unido de la unión europea por lo tanto el yen subió a su nivel más alto desde 2020.
Palabras claves: Divisas, yen, mercado internacional, libra esterlina, dólar, euro.

Abstract: The appreciation of the Yen in the international market has recent rises of several years against the US dollar and the euro. As the primary driver of the price action has been a combination of the antipathy environment to the market risk, as for the behavior of the currency to the US dollar with the yen.
As for the euro and yen it is said that the monetary policy tools have an increasingly limited impact on the currency, the economy and inflation, so it seems reasonable, that after increasing uncertainty by the Brexit that has aroused a strong appetite for shelter assets such as the yen. The pound sterling has fallen due to the uk’s departure from the European Union therefore the yen has risen to its highest level since 2020.
Keywords: foreign Exchange, yen, international market, pound sterling, dollar, euro.

Para citar este artнculo puede uitlizar el siguiente formato:

Guido Poveda Burgos, Emily Barahona Ortiz, Joselyne Borbor Cedeсo, Anggie Delgado Touriz, Belйn Gonzбlez Moreira y Carla Solуrzano Pacay (2020): “Apreciaciуn del Yen en el mercado internacional de divisas: Dуlar, Euro, Libra Esterlina”, Revista Observatorio Iberoamericano de la Economнa y la Sociedad del Japуn (marzo 2020). En lнnea:
http://eumed.net/rev/japon/29/yen.html
http://hdl.handle.net/20.500.11763/japon29yen

Introducción
El yen japonés (Símbolo: ¥, código: JPY) es la moneda oficial de Japón. Fue adoptado oficialmente por el gobierno Mijien con una ley firmada el 10 de mayo de 1871 y fue introducido gradualmente en julio de ese año. El yen es la tercera moneda más intercambiada en el mercado de cambios internacional, después del dólar estadounidense y del euro.
Es también muy usado como moneda de reserva después del dólar estadounidense, del euro y de la libra esterlina. A consecuencia de la devaluación de la plata en 1873, el yen se devalúa en relación al dólar estadounidense y el dólar canadiense desde que estos países adaptaron el patrón oro.
El yen perdió la mayor parte de su valor en la Segunda Guerra Mundial debido a inestabilidades esa tasa duro por más de 20 años, las exportaciones japonesas valían muy poco en el mercado internacional y las importaciones extrajeras tenían precios muy elevados para los japoneses y esto se vio evidenciado con un déficit en la balanza de pagos, luego cuando por medio del sistema Bretton Woods se establecieron nuevas reglas y acuerdos comerciales para ayudar a la economía japonesa se reanudaron los precios de la economía e impusieron nuevas tasas de impuestos a las importaciones por lo que se pudo recuperar la moneda y regular un poco su valor monetario.
Todo esto con el fin de dar a conocer la apreciación del Yen japonés, en otras palabras el aumento que este tiene con respecto a otras monedad como lo es principalmente el dólar, el euro y el libra esterlina, su tipo de cambio ya que en el mundo el precio de las monedas aumentan o pierden valor constantemente favoreciendo a ciertas economías y desfavoreciendo a otras.
Yen
Es una unidad monetaria que utilizan en Japón se encuentra en tercer lugar de la moneda más valoradas en el mercado de divisas después de dólar estadounidense y euro.
Subida del valor del yen dañaría el crecimiento de las exportaciones, ya que haría los productos japoneses menos competitivos y ello dañaría la industria. Por consiguiente, el gobierno siguió interviniendo en el mercado de divisas (comprando o vendiendo dólares), incluso después de la decisión de pasar la moneda a un mercado de divisas flotantes en 1973. A pesar de la intervención, las presiones de mercado causaron que el yen siguiese subiendo, llegando a alcanzar la tasa de 271 yenes por dólar en 1973, antes de que se notara el impacto económico de la crisis del petróleo de 1973. El alto precio del yen provocó que el yen se depreciase en un intervalo de 290 a 300 yenes entre 1974 y 1976. La reaparición de un superávit comercial hizo que el yen volviese a valer 211 yenes por dólar en 1978, aunque debido a la crisis del petróleo de 1979 hizo que el yen bajase de nuevo a 227 yenes por dólar en 1980.
Hoy en día, las monedas de los países, una a una están perdiendo su valor, o también llamado devaluación, esto puede ser por muchas razones como la inflación, porque el Banco Central del país pudo haber impreso más dinero del que se destruyó, porque ciudadanos llevan dinero a países extranjeros en donde tal vez gana más intereses, en vez de invertir en su propio país, como también puede ser el caso de que un billonario se muse a otro país, y así tendría que vender su moneda para comprar la moneda del país al que vaya a residir, ocasionando que la moneda de su país se devaluará y la moneda del país a donde se dirija se haga más valiosa. Otra causa es que las personas no tengan un empleo, llegando a no comprar bienes, que lo comerciantes ofrecen.
Así se tiene que si un pis vende su moneda para comprar otra, la suya se devaluaría dándole valor a la que eta comprando. En parte se puede aumentar el valor de la moneda incrementando los intereses en comparación a los otros países del mundo para que así poner a la venta sus bonos en su moneda y adquirir bonos en la otra moneda.
Cada país debe contar con reservas internacionales, que son recursos financieros en divisas que tiene un país para así efectuar los pagos de los bienes que importa, así como poder estabilizar su moneda. Cubrir compromisos internacionales, teniendo una percepción de riesgo de los mercados internacionales, y así tener una capacidad de endeudamiento anticipándose a supuestos, y en parte contar con estrategias. Está claro que países que cuentan con más reservas internacionales tienen el poder de quitar valor la moneda de otros países al no adquirir sus monedas, que sería porque no hacen negocios con ellos asique no tienen la necesidad del cambio de divisas. Los países tienen reservas internacionales principalmente en monedas como el Dólar de Estados Unidos, el Euro usado por los países de la Unión Europea, la Libre esterlina, el Yen de Japón y el Franco Suizo de Suiza. Los países con más reservas internacionales son países como China, Japón, Europa donde en este grupo está exento Alemania que ha retirado parte de las mismas en países como Estados Unidos y Francia disminuyendo sus reservas en comparación con los demás países de la Unión Europea para concentrar la mayor parte de sus existencias en oro en la ciudad de Fráncfort y así aumentar su cantidad, hasta llegar a su meta en 4 años. También esta Rusia, Corea del Sur, India, Singapur, Brasil.
Éstas reservas internacionales sirven al país que la tiene sirven como medio de defensa protegiendo su economía. Por ejemplo si todos los países que tienen la mayor parte en reservas internacionales, de un momento a otro decidieran vender sus Yenes Japoneses, Japón caería. De igual manera si llegara a suceder aquello Japón negociaría todos los Yenes que los demás países están vendiendo hasta el momento que de que se quedaran sin reservas internacionales de esa moneda.
Entre las monedas más importantes del mundo se encuentran el Dólar estadounidense, la moneda más comercializada del mundo y convirtiéndose en reserva internacional de muchos países ya sean los desarrollados o en desarrollo, y debiéndose su incremento en el valor ya que la economía de Estados Unidos está creciendo constantemente. El Euro, es la segunda moneda más utilizada en el mundo, por el volumen en negocios que maneja, siendo utilizada en algunos casos como sucesor del dólar, siendo el caso de países en Arica y Asia. El Yen Japonés, utilizada en Asia en países como Corea del Norte, Vietnam o Laos. Esta moneda sirve como protección para inversores por su propensión al alza en comparación con otras monedas debido al control de la economía japonesa. La Libre Esterlina, es la moneda del Reino Unido, y de Dependencias de la Corona y de algunos territorios británicos de ultramar, es la divisa más antigua del mundo, en un momento tuvo una grande caída en su valor, pero actualmente e logro estabilizar con la demás divisas.
Otras monedas importantes son Franco Suizo, utilizado en Suiza y en Liechtenstein, es la única moneda denominada en francos situada en Europa, es una de las monedas más estables debido a una política monetaria conservadora y sus reservas de oro preservadas en Banco Central Suizo. Dólar australiano, antes de esta moneda se utilizaba la libra australiana, además de Australia también se utiliza en las Islas Cocos y Territorios antárticos de Australia.
También en este grupo encontramos monedas como el Dólar canadiense, que negocia con países como Europa pero más recae en América Central y el Caribe. Corona Sueca, moneda de Suecia, sustituyo al riksdaler riksmynt, utilizadas por Dinamarca y Noruega antes de que desapareciera. Suecia aunque tiene una población reducida, se ha visto un incremento en su participación internacional, gracias a su competitividad industrial, dado importancia a sus recursos siendo un productor mundial de acero y metales precioso como el paladio, llegando a una economía estable. Por ultimo tenemos a el Dólar de Hong Kong, gracias a que es uno de los principales centros financieros, comerciales y de transporte marítimo de Asia con el Pacifico, obteniendo una economía con interés para los demás países del mundo.

Cambio de divisas
La divisa es la moneda extranjera que se maneja en el comercio exterior, de esta manera se establecen distintos tipos de cambios entre divisas, las cuales varían de acuerdo a variables económicas como tal es el caso de la inflación, deflación, el producto interno bruto, el crecimiento económico entre otras, pero no solamente los datos del país sino también hay que analizar los de los demás países. Este crecimiento o disminución se debe tener en cuenta al poner en venta un producto del cual se espera obtener un beneficio, pero puede suceder el caso que al momento del cambio de divisas, no se dé la ganancia que se esperaba por dicha mercancía por ello es importante tener en cuenta esta serie de variables económicas que afectaran de alguna forma el precio y valor de nuestro producto o servicio.
El precio o la relación que se le dé a la moneda de un país con respecto a otro depende de los movimientos de las operaciones comerciales, es decir de la compra y venta de productos que circulan entre todos los países del mundo, así se mide la balanza comercial de un país es decir las exportaciones e importaciones que realiza el mismo. En el caso de hablar de la demanda de una moneda, las importaciones la determinan ya que la demanda de ese país aumenta porque los clientes internacionales tienen que comprar la divisa del país en donde quieren comprar bienes, otorgando valor a esa divisa. Japón es un país que exporta más bienes a sus clientes de los que importa a productores de otros países. Esto lleva a que compren JPY para poder adquirir productos de origen japonés.
En cambio la oferta de la divisa se determina por las exportaciones de bienes y servicios además de la inversión extranjera.
En la actualidad vivimos en mundo globalizado, realizamos grandes cantidades de transacciones comerciales entre empresas públicas y privadas, de diferentes países y por lo tanto la realizamos entre divisas distintas. Todo esto comenzó desde nuestras compras usuales, donde pagamos una cierta cantidad de dinero por una mercancía o un servicio brindado por alguna persona natural o una entidad y pagamos con otra divisa. Las posibilidades de poder negociar con otros países se han incrementado, lo que ha llevado a las empresas a conseguir expandir sus horizontes llegando a mas mercados, llevando un paso adelante a los países en desarrollo como el nuestro, aprovechando ventajas con las que podemos competir, sin quitar que para esto de igual forma necesitamos la ayuda de otros países, con los que mutuamente nos beneficiamos con lo que tanto nosotros, como ellos ofrezcamos. De la misma forma existen nuevos países competidores con los que también se expande el comercio.
Al momento de querer negociar con otros países es importante saber cuál es la diferencia entre nuestra moneda y con la cual vayamos a negociar, para tomar buenas decisiones al momento de concretar una cantidad por el tipo de bien o servicio que estemos prestando o a su vez recibiendo, conocer la estabilidad del país contratante o contratado y si es correcto o no establecer lazos comerciales con ellos.
Los Bancos, intermediarios además de otras organizaciones de inversión, que se dedican a operar con divisas buscando un beneficio económico, sin arriesgar su dinero. Si no existiera el mercado de divisas no habría un control por el cual regirse a la hora de comprar o vender un producto ya que los precios de un país variarían mucho en comparación con los de afuera. Por esto al no tener una moneda en común se complica el intercambio entre países, a través del intercambio de las divisas podemos realizar las transacciones internacionales.
El mercado de divisas ayuda a facilitar el comercio entre países, y a tomar decisiones en las negociaciones, puesto que las transacciones emitidas por este mercado determinan el desarrollo económico dado por las importaciones o exportaciones de un país y otorgando valor a la moneda frente a otras regiones, sirviendo de apertura a otros mercados. Este mercado es por el cual se establece el valor del cambio de las monedas las cuales van a ser utilizadas en los flujos comerciales.
La Bolsa de Tokio ha tenido un retroceso del 5,36%, por el acercamiento del candidato presidencial republicano a la Casa Blanca gracias a sus victorias frente a la demócrata Hillary Clinton en varios Estados clave. El yen se ha disparado también, lo que ha provocado preocupación en las máximas autoridades del país.
El Ministerio Japonés de Finanzas, el Banco de Japón (BoJ) y la Agencia de Servicios Financieros (FSA) del país asiático se han visto obligados a convocar una reunión de emergencia ante la victoria del candidato Donald Trump para tomar medidas inmediatas para que no afecte su economía.
A su vez el rendimiento de los bonos japoneses se ha incrementado y el dólar se ha depreciado con el yen más de un 3% desde que empezaron a conocerse los resultados donde Trump parece haberse impuesto.
El fortalecimiento del yen -una divisa considerada refugio en tiempos de incertidumbre- perjudica enormemente al músculo exportador de la tercera economía mundial, cuyas empresas manufactureras pierden competitividad y ven recortados sus beneficios a la hora de repatriarlos.
La inquietud latente de que las medidas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, probablemente se verán acompañadas de una preferencia por un dólar más débil, perjudicando el deseo de extranjeros por activos estadounidenses.
Los participantes del mercado han compartido que en una época veíamos la caída del dólar-yen en tanto los diferenciales de tipos se ampliaban, y que es difícil para ellos comprar el dólar-yen cuando hay un presidente muy impredecible.
El dólar trepaba contra el yen en las últimas negociaciones en Tokio después que el Banco de Japón aumentara la magnitud de una operación regular de compra de bonos, una medida que desdice planes de merma del estímulo.
El dólar subió por encima de 115 yenes esta semana en Tokio por primera vez en una semana luego de que el Banco de Japón aumentara las dimensiones de una operación de compra de bonos, medida que no concuerda con ningún plan de reducción del estímulo.

Mercado de divisas
El mercado de divisas o mercado de cambios es donde se establece el valor de las monedas en que se van a realizar las transacciones internacionales.
Como sucede en la mayor parte de los mercados de carácter financiero, no tiene sede física concreta, por lo que existirá mercado de divisas siempre que oferentes y demandantes se pongan de acuerdo para efectuar una transacción a un determinado precio. Sin embargo, el precio no tiene aquí el mismo sentido que en el resto de mercados, puesto que se trata de una relación de intercambio, denominándose tipo de cambio, en definitiva, al número de unidades de una moneda en función de otra u otras monedas, determinándose por la confluencia de la oferta y la demanda de divisas.
La demanda de divisas viene determinada por las importaciones (pesetas a cambio de divisas para el pago de las importaciones) y las salidas de capital (préstamo al exterior, etc.), que dependen de los siguientes factores:
Nivel de renta doméstica o nacional.
Precios relativos de los bienes.
Nivel de inversión doméstico.
Diferencial de intereses.
Saldo de la balanza de pagos.
Son los cuales intercambian una monedad por otra este corresponde al mercado oficial de divisas el cual podemos decir si es que existe el resto de mercado no tiene ubicación física especifica por lo tanto podemos decir que el mercado interbancario de divisas pertenece al contenido sustancial del mercado como las transacciones de moneda con lo que las personas carecen normalmente de una localización determinada.
La demanda y ofertas de divisas es la demanda de la moneda extranjera a cambio de la moneda local para cada una de sus valoraciones el que desea adquirir monedad extranjera y a cambio ofrece monedad local.
El oferente establece la entrega de la monedad extranjera aceptando el cambio por la moneda nacional o en otros términos, demandando a cambio moneda nacional.
En el tipo de cambio efectivo real de una moneda con relación al intercambio es un índice que mide las variaciones del poder adquisitivo de la moneda de un país con relación a otro espacio económico. Este tipo de cambio o relación, se calcula teniendo en cuenta las variaciones del tipo o tipos de cambio y de los índices de precios de ambos espacios económicos.
Tipos de operaciones en el mercado de divisas
Se puede clasificar el mercado de divisas atendiendo a los tipos de transacciones que en él se dan.
Transacciones de contado: En términos del mercado de divisas, las operaciones al contado o spot son aquellas en las que una divisa se intercambia por otra a un precio determinado, con la obligación para ambos participantes de entregar las respectivas cantidades de moneda, no más tarde de dos días hábiles (los sábados no son considerados como tales), después de haberse efectuado la operación.
En terminología técnica, la fecha de pago se denomina fecha valor y en el contado se sitúa dos días hábiles posteriores al cierre de la transacción por razones prácticas y administrativas.
Los mercados de divisas son mercados globales y, por ello, debe superarse la dificultad que supone la existencia de diferencias temporales entre mercados con distinta franja horaria, por lo que una fecha valor mismo día o día siguiente no sería operativa.
Transacciones de plazo: Cualquier transacción en el mercado de divisas que implique la entrega de las mismas en un plazo superior a dos días hábiles después de haberse efectuado la operación es denominada operación a plazo. Raramente el precio de la divisa al contado coincide con el precio futuro o a plazo (forward price), influyendo en esta disparidad dos factores principalmente:
a) la diferencia de los tipos de interés de las respectivas divisas
b) la tendencia al alza o a la baja de las propias divisas
Normalmente, la diferencia en el tipo de interés influye de una forma predominante en la cotización a plazo. En otras ocasiones, sin embargo, cuando es conocido por el mercado que una devaluación o revaluación de una determinada moneda es inminente, el precio del plazo se moverá de acuerdo con las expectativas que el mercado tenga de esa determinada divisa, arrastrando tras de sí el tipo de interés.
Ya hemos comentado que normalmente los precios forward o futuros son diferentes a los precios spot o contado, si esto ocurre puede suceder que el precio a plazo sea superior al de contado, con lo que se dice que la divisa cotiza con prima a plazo y, si es el precio ha contado, es superior al precio a plazo, se dirá que la divisa cotiza con descuento. Normalmente, las monedas débiles cotizan con descuento frente a las fuertes, cotizando éstas con prima frente a las débiles.
Estas primas y descuentos se obtienen a partir de la diferencia de intereses de cada divisa para determinado plazo.
A su vez, las transacciones de plazo pueden dividirse en operaciones a plazo directas (outright), que consisten en la compraventa simple de divisas para entrega en una fecha futura y que son usadas, generalmente, por las empresas no financieras como seguro de cambio; y transacciones swap, consistentes en la compra o venta de divisas a plazo y su simultánea venta o compra al contado, utilizadas por bancos y cajas para la financiación y colocación, respectivamente, de defectos y excesos de tesorería en divisas diferentes.
Igualmente se incluyen las operaciones tom – next, modalidad de swap en la que la primera parte de la transacción tiene valor día hábil siguiente al de contratación, en tanto que la segunda parte es una operación de contado. También en esta categoría se incluyen las transacciones forward – forward o plazo – plazo, consistentes en la compra o venta de divisas a plazo y su simultánea venta o compra a un plazo diferente y que suponen, al igual que un swap, una toma y colocación de fondos en dos divisas diferentes, aunque diferidas hasta el vencimiento del plazo más cercano de la operación.

Transacciones de futuros: aquellas transacciones a plazo directas que se contratan de forma estandarizada en mercados organizados, no así las operaciones anteriores que se negocian en mercados no organizados.

Transacciones de opciones: aquellas transacciones en las que el titular o comprador adquiere el derecho, aunque no la obligación, de efectuar una compra o venta de una divisa contra otra al emisor o vendedor. Las opciones se contratan tanto en mercados organizados como en mercados no organizados, diferenciándose, entre otras cosas, en la estandarización o no de los términos de los contratos.

Moneda de reserva
Es la que es utilizada en grandes cantidades por muchos gobiernos e instituciones como parte de sus reservas internacionales. Además también tiende a ser la moneda a través de la cual se establecen los precios de bienes comerciados en el mercado global tales como el petróleo, el oro, etcétera. Más recientemente algunos países, especialmente en Asia, han estado acumulando enormes reservas con el propósito de fortalecer la competitividad de sus exportadores al no permitir la apreciación de la moneda local. También lo hacen con el objetivo de contener grandes y rápidas entradas de capitales y para amortiguar grandes crisis financieras como la Crisis financiera asiática.
Esto permite al país emisor la compra de productos a unas tasas marginalmente más baratas que otras naciones, que tienen que cambiar sus monedas con cada compra, incurriendo en unos costes de transacción (para las monedas más importantes, este coste de transacción es inapreciable con respecto al precio del producto). También permite al gobierno la emisión de moneda para endeudarse a una mejor tasa, ya que siempre habrá un mercado mayor para esta moneda que para otras.
Apreciación del yen en el mercado de divisas con el Dólar
En el siglo XIX una de las monedas que más abundaba en circulación en Japón era el dólar español de plata (conocido como real de a ocho), que también era la moneda más común en China y otras zonas del sureste asiático. Estos dólares españoles eran en su mayoría acuñados en América del Sur, sobre todo en México. A partir de 1840, con la aparición de nuevos países independientes en Latinoamérica, el dólar español comenzó a ser sustituido por monedas propias de esas zonas, la primera de ellas fue el dólar de Hong Kong. El dólar de Hong Kong no fue muy bien aceptado por la población de China que prefería seguir usando el dólar español tradicional y Hong Kong dejó de acuñar dólares y vendió a Japón la maquinaria que utilizaba para fabricar las monedas.
Japón comenzó entonces a acuñar monedas de dólar de plata a las que dieron el nombre de “yen”. El 10 de mayo de 1871, bajo gobierno Meiji, el yen fue adoptado de forma oficial. Por tanto, el yen en aquel entonces era una moneda descendiente del real de a ocho español, con un valor similar al resto de los dólares.
La fuerte devaluación de la plata desatada en 1873 provocó una devaluación del yen frente al dólar estadounidense y el dólar canadiense, pues ambos países habían adoptado el patrón oro como tipo de cambio fijo para su moneda. Esta devaluación prosiguió hasta que el yen alcanzó un valor de 0,50 dólares estadounidenses en 1897, motivo por el que Japón adoptaría ese mismo año el estándar oro fijando el valor de 1 yen en 24,26 gramos de oro (0,77 onzas troy).
Tras la Segunda Guerra Mundial se produjo una inestabilidad económica importante que hizo sufrir una marcada devaluación al yen japonés. Ante esta situación, el yen se vio fuertemente infravalorado, lo que se notaba en el alto coste de las importaciones, mientras que las exportaciones japonesas eran muy baratas a nivel internacional. Para parar la caída del yen japonés el gobierno nipón fijó el valor del yen al dólar en 360 JPY = 1 USD a través del sistema de Bretton Woods. En 1971 Estados Unidos abandonó el patrón oro y el sistema de Bretton Woods. Japón fijó entonces el yen japonés al dólar estadounidense con un nuevo tipo fijo a través de los Acuerdos del Smithsonian, dejando el tipo de cambio en 308 JPY = 1 USD. Este cambio no tuvo el efecto deseado y fue abandonado en 1973 pasando el yen japonés a un sistema de tipo de cambio flotante.
El valor relativo del yen japonés respecto a otras divisas es determinado en el mercado de divisas por las fuerzas económicas de la oferta y la demanda. La oferta del yen en el mercado se rige por el deseo de los titulares de yenes de cambiar yenes por otras divisas para comprar bienes, servicios o activos. Por su parte, la demanda yenes se rige por el deseo de los extranjeros de adquirir bienes y servicios en Japón y por su interés en invertir en Japón (compra activos reales y financieros denominados en yenes). Este sistema de tipo de cambio flotante ha sido fuertemente intervenido por el Banco de Japón. Desde la década de 1990, el Banco de Japón, el Banco Central del país, ha mantenido unos tipos de interés bajos para estimular el crecimiento económico. Los tipos de interés del Banco de Japón se redujeron de 3,7% a 1,3% entre 1993 y 2008. Los bajos tipos de interés junto con una alta liquidez de yenes, ha llevado a los inversores a pedir préstamos monetarios en Japón para su inversión en otros países (una práctica conocida como carry trade). Esto ha ayudado de forma decisiva a mantener el valor del yen bajo en comparación con otras divisas.
Durante el año 2020 el yen registró una marcada subida, hasta el punto de llegar a intervenir el Banco de Japón en el mercado de divisas para parar la subida de su divisa, alcanzando un tipo de cambio de 75 JPY por dólar estadounidense.
El yen es la moneda de Japón y una de las divisas más importantes del mundo junto con el dólar y el euro. A modo de referencia, la paridad aproximada entre el yen japonés y el dólar estadounidense en 2020 es de 1USD = 113.000 JPY (por la venta de un dólar se obtendrían 113.795 yenes). La paridad aproximada en 2020 entre el euro y el yen es de 1 euro por cada 125 yenes.

Como resultado de las decisiones de los gobiernos de EEUU y Japón y los negociantes financieros en general, está provocando grandes dificultades en las economías, que se ven atrapadas en un proceso al que, racionalmente, miran de afuera.
Describe convenientemente la situación de los países en desarrollo en la actual conmoción monetaria internacional.
El cambio constante que sufre la moneda del yen sin duda ha afectado a sus habitantes, pero los que tal vez absorben más lo que está pasando son los países del Sur, en especial los que tienen exorbitantes deudas con los bancos y organismos de ayuda japoneses. Siguiendo la tendencia mundial, la moneda dólar también se deprecio bastante con respecto al yen. Y por eso ahora tienen que gastar mucho más en términos de sus propias monedas para seguir pagando los mismos intereses de los préstamos que habían contratado en yenes.
También tienen que pagar más en moneda nacional para importar los mismos productos japoneses, muchos de ellos insumos de sus industrias, incluso cuando no ha habido cambio en los precios en yenes de esos bienes.
Los países asiáticos se han visto particularmente perjudicados en la medida en que sus deudas e importaciones son en su mayoría con Japón. Justamente hace poco, varios de esos países solicitaron al gobierno japonés que distendiera las condiciones de pago de la deuda en valor nominal yen para compensar parcialmente las grandes tensiones que conlleva el aumento del valor del yen. Japón se negó rotundamente.
La drástica caída que ha experimentado el dólar estadounidense desde principios de año está causando gran preocupación e incertidumbre, incluso en Japón y Alemania, cuyas monedas se han valorizado bruscamente.

Apreciación del yen en el mercado de divisas con el Euro
La introducción del Euro se dio oficialmente el 1 de Enero de 1999 como moneda virtual para pagos no monetarios y a efectos contables, los billetes y monedas se introdujeron el 1 de Enero de 2002 a través de la creación de una Unión Económica y Monetaria por el tratado de la Unión Europea.
El símbolo del Euro € está inspirado en la letra griega Épsilon ε, en honor a letra inicial de Europa; las dos líneas paralelas hacen referencia a la estabilidad dentro del área Euro.
La abreviatura internacional oficial para el euro es EUR y ha sido registrada en la Organización Internacional de Normalización (ISO); se utiliza con fines empresariales, comerciales y financieros.
Las ocho denominaciones de monedas son diferentes en tamaño, color y grosor según sus valores, que son 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos y 1 y 2 euros. Un euro está dividido en 100 céntimos.
Todas las monedas en euros tienen una cara común en el reverso, mientras que el anverso es diferente para cada nación. La cara común de las monedas en euros fue diseñado por Luc Luycx, Casa de la Casa de Moneda de Bélgica, ganador de la competición a nivel europeo para el diseño de las monedas. En la cara común se representan tres mapas diferentes de Europa, rodeado de 12 estrellas que recuerdan los países fundadores de la Unión Europea. Tras la ampliación de la UE, la cara común se ha cambiado a las monedas de 10 centavos a 2 euros, eliminando la frontera hacia el este.
La cara nacional de las monedas en euros muestra diferentes imágenes para cada nación, rodeado de una serie de 12 estrellas de los países fundadores de la Unión Europea. Las monedas de euro los países que emiten actualmente son 23.
Actualmente es la moneda que circula en Alemania, España, Eslovaquia, Francia, Finlandia, Letonia, Chipre, Bélgica, Malta, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovenia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Grecia, Países Bajos y Portugal. El conjunto de estos países es conocido como Eurozona.
La moneda única ofrece múltiples ventajas, como la eliminación de los tipos de cambio fluctuantes y los costes del cambio. Para las empresas es más fácil el comercio transfronterizo y la estabilidad económica es mayor, por lo cual la economía crece y los consumidores tienen más opciones. La moneda común también anima a las personas a viajar y a comprar en otros países. En el ámbito mundial, el euro da mayor proyección a la UE: es la segunda moneda internacional después del dólar estadounidense.
El Banco Central Europeo organismo independiente, es responsable de las cuestiones monetarias en la UE. Su principal objetivo es mantener la estabilidad de los precios. El BCE fija una serie de tipos de interés básicos traducciones disponibles del enlace anterior para la zona del euro. Aunque cada país de la UE sigue recaudando impuestos y fijando su propio presupuesto, los gobiernos han establecido una serie de normas comunes sobre finanzas públicas que les permiten coordinar actividades y velar por la estabilidad, el crecimiento y el empleo.

El euro se revalorizo en 2020, a pesar de la crisis iniciada a principios del 2020 frente a otras monedas, conviniéndose así en una de las divisas más fuertes. Ganó un 2.2% respecto de la libra esterlina, un 4% frente al dólar estadunidense y un 21% respecto al yen japonés.

En la gráfica se puede notar claramente que comportamiento cíclico ha tenido el euro durante este año. El euro se ha devaluado un 23% con respecto al dólar
Estadunidense y un 19% con respecto a la medida de las otras 10 monedas más importantes.
Una de las causas de esta caída se debe cuando, el Banco Central Europeo (BCE) empezó a comprar deuda pública europea de forma masiva, con el fin de promover el desarrollo económico y la inflación de la zona euro. Otro efecto de esta acción es la caída de la rentabilidad de la deuda soberana de la eurozona, también en mínimos.
El proyecto del Euro como moneda común seguirá avanzando, abarcando cada vez nuevos países, con lo que se consigue mejorar la movilidad entre los diferentes territorios, facilitando los movimientos de personas y simplificando los intercambios comerciales entre diferentes países.

Historia de la libra esterlina
En la época de los anglo sajones, existían pequeñas monedas de plata que tenían por nombre sceattas, y que se usaban en el comercio. Su origen se encuentra en unas monedas frisias y pesaban unos 20 granos o 1,3 gramos.
Offa, rey de Mercia en el 790 d.C. puso en circulación un penique plateado de 22.5 granos (1,5 gramos), y doscientos cuarenta de ellos se hicieron de una medida de plata conocida como la libra torre, que aparentemente pesaba 540 granos o 350 gramos. Hacia 1526 el estándar adoptado fue la libra Troy de 5.760 granos o 373,242 gramos.
La unidad monetaria que conocemos con el término libra tiene su origen en el valor del peso de una libra de plata muy pura que se conoce como plata esterlina.La esterlina era en principio el nombre de un penique plateado de 1/240 de libra. Ese penique plateado al principio tenía un poder de compra un poco por encima de la libra moderna. En los tiempos modernos la libra sustituye al penique como unidad básica de cambio ya que la continua inflación ha provocado la devaluación de la divisa.
en 1560-1561 se establece la libra esterlina por Isabel I y sus consejeros de la moneda como Sir Thomas Gresham que puso orden en el caos financiero de la Inglaterra de los Tudor, provocado por el degradamiento de la moneda que trajo una inflación marcada entre los años 1543 y 1551. Las monedas eran sólo divisas fiduciarias, como las monedas de la actualidad, y afectó incluso a la tasa de cambio en el mercado de Amberes donde la ropa inglesa era vendida hacia toda Europa. Se retiraron entonces todas las monedas en circulación y se reacuñaron para adecuarlas al estándar, y fueron pagadas con descuento.
La libra esterlina se mantuvo siempre en su valor intrínseco, lo que se consideraba un fetiche para la opinión pública según Braudel, de forma única entre todas las monedas europeas, incluso después de que el Reino Unido adopta el patrón oro, hasta después de la Primera Guerra Mundial, y soportó las crisis financieras de 1621, 1694 y 1696 cuando John Locke la definía como una unidad fundamental invariable, y también en 1774 y 1797. Incluso durante la guerra civil se mantuvo sin devaluar en los mercados monetarios de toda Europa.
Se atribuye, según Braudel, al fácil crédito de Inglaterra a la divisa restaurada, que no se devaluó a través de los siglos, y que daba seguridad de contrato y una alza a una superioridad financiera en el siglo XVIII. La libra esterlina es la moneda oficial del Banco de Inglaterra desde su apertura en 1694.
La libra pasó extraoficialmente de plata al patrón oro por una sobrevaluación de este metal en Inglaterra que ocasionó la importación de oro del extranjero y provocó una importación constante de la moneda de plata, a pesar de una revaluación del oro en el año 1717 por Isaac Newton, que era Maestro de la Real Casa de la Moneda. Se adoptó de facto el patrón oro hasta que se hizo oficial después de las guerras napoleónicas en 1816. Este patrón permaneció vigente hasta que el Reino Unido de acuerdo con el resto de países, abandonó el patrón oro tras la Primera Guerra Mundial en el año 1919, en ese periodo se podía cambiar una libra esterlina por 4,5886 dólares de Estados Unidos.
Tras la Conferencia Monetaria Internacional de 1865 en París, se ocasionaron algunas discusiones relativas a la posibilidad de que el Reino Unido se uniera a la Unión Monetaria Latina y una Comisión Real de Acuñación Internacional se hizo cargo de esta cuestión, decidiendo en contra de unirse a esta Unión Monetaria.
En los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, el Reino Unido era una de las economías más sólidas del mundo y retenía el 40 por ciento de las inversiones de ultramar en todo el planeta, pero después de la guerra el país debía 850 millones de libras, la mayoría a los Estados Unidos, y tenía unos intereses asociados que eran equivalentes al 40 por ciento de todo el gasto del gobierno.
Para recobrar la estabilidad se introdujo una variación del patrón oro en el año 1925 por la que la divisa fijó un valor al precio del oro a los niveles previos a la guerra, pero la gente sólo podía cambiar su dinero por oro en lingotes en vez de en monedas. Este sistema se abandonó el 21 de septiembre de 1931 en medio de la Gran Depresión y la libra se vio devaluada un 25 por ciento.
Como el resto de monedas del mundo ya no tienen relación con metales preciosos. Después de que el dólar abandonara el patrón oro en 1971. La libra se hizo totalmente convertible en el año 1946 con la condición de recibir un préstamo de los Estados Unidos de 3,7 billones de dólares tras la Segunda Guerra Mundial.
La libra esterlina era la moneda de muchas de las partes del Imperio Británico, y cuando se transformó en la Mancomunidad Británica de Naciones, todos los países de la Mancomunidad introdujeron sus propias divisas, como por ejemplo la libra australiana o la irlandesa, lo que hizo evolucionar en la zona esterlina donde estas divisas se relacionan con la libra del Reino Unido.
Tras el abandono del patrón oro, hubo varios intentos de fijar el valor de la libra a otras monedas, como por ejemplo el dólar de Estados Unidos.
Tras una continua presión financiera, el 19 de septiembre del año 1949 el gobierno británico devaluó la moneda un 40 por ciento, es decir de 4 dólares USA a 2,80 dólares. Este movimiento hizo que muchos otros devaluaron sus monedas contra el dólar como por ejemplo Australia, Dinamarca, Irlanda, Egipto, India, Israel, Nueva Zelanda, Noruega y Sudáfrica.
Durante los años 60 la libra vio de nuevo como la presión hacía considerar la tasa de cambio contra el dólar como muy alta. En el verano de 1966 en plena caída de la libra en los mercados financieros, se aumentaron los controles de cambio por el gobierno Wilson. Por ejemplo se prohibió a los turistas sacar más de 50 libras del país, hasta que se levantaron las restricciones en los años 70. La libra se devaluó de nuevo un 14.3 por ciento hasta los 2.41 dólares el 18 de noviembre del año 1967.
Al abandonar el sistema Bretton Woods, que era importante ya que los comerciantes británicos habían creado un sistema de mercado euro dólar que era más difícil de mantener que el patrón oro de Estados Unidos por parte del gobierno, la libra se emitió a primeros de los años 70 y empezó a apreciarse en el mercado. La zona esterlina fue abandonada en esa época ya que la mayoría de sus componentes querían estar libres contra la libra y el dólar.
Después de la adopción del euro por varios países, la libra se convirtió en la divisa más antigua del mundo que aún se utiliza, y actualmente tiene la tercera porción más grande de monedas de reserva a nivel mundial, después del dólar estadounidense y el euro.
Apreciación del yen en el mercado de divisas con la libra esterlina

Como se ve indicado en el gráficos es muy notoria como la libra esterlina ha venido descendiendo ante el yen uno de los principales factores que han ocasionado esto es el referendo conocido como el Brexit que es la salida de reino unido a la unión europea esto ah ocasionada un desplome generalizado en todas las bolsa europeas, pero en su apreciación con el yen ha causado el fortalecimiento de valores. De hecho, la revalorización del yen ha lastrado la Bolsa de Tokio, que ha perdido casi un 8%. Los inversores también se han refugiado en el oro, que ha llegado a subir un 8%, hasta 1.355,52 dólares la onza, aunque su precio se ha ido estabilizando y ha cerrado en el mercado de Londres en 1.315,50 dólares, un 4,2% más que al término de la sesión anterior.

La moneda de un país llega hacer la carta de presentación al momento de hacer negocios, proporciona financiación a las operaciones internacionales de las empresas, cubrir riesgos sobre los tipos de interés a los que nos enfrentamos, como los tipos de cambio que resulten al momento de realizar una transacción. Las transacciones internacionales determinan es desarrollo económico de un país, dándole un movimiento positivo o negativo a su balanza comercial dada por las importaciones o exportaciones, brindando valor y haciendo más fuerte su moneda.
Para Japón, como para todos los países el comercio exterior es un elemento fundamental para la economía. El yen es la unidad monetaria más valorada en el mercado de divisas después del euro y del dólar. En los últimos años el Yen sea fortalecido hasta el 2020 se fortaleció ante el dólar en un 3,6% el cual fue el aumento más alto desde el año 2009. El valor relativo del yen japonés respecto a otras divisas es determinado en el mercado de divisas por las fuerzas económicas de la oferta y la demanda. La oferta del yen en el mercado se rige por el deseo de los titulares de yenes de cambiar yenes por otras divisas para comprar bienes, servicios o activos. Por su parte, la demanda yenes se rige por el deseo de los extranjeros de adquirir bienes y servicios en Japón y por su interés en invertir en Japón.
Las autoridades de política monetaria de Japón están en contacto permanente con sus homólogos europeos para coordinar formas de calmar a los mercados si Reino Unido decide abandonar la Unión Europea (UE) y su primera línea de defensa será evitar una escasez de liquidez en dólares.
El Banco de Japón (BoJ, por sus siglas en inglés) está dispuesto a ofrecer fondos en dólares a los prestamistas del país si los británicos votan a favor de salir de la UE en el referéndum del 23 de junio, un escenario que podría llevar a los inversores a acaparar la div»El ‘Brexit’ es uno de los mayores riesgos a corto plazo porque podría generar una escalada del yen», dijo otra fuente.
Incluso, frente al yen, el dólar se apreció hasta 105.11 unidades, su mejor cotización desde el 10 de enero. Es importante señalar que la divisa estadounidense escaló el 2 de enero de este año hasta 105.44 por moneda japonesa.
Mientras, la libra esterlina descendía a un nivel cercano al mínimo en cinco meses frente al dólar por los temores acerca de la posible separación de Escocia.
La divisa inglesa descendía 0.7 por ciento a 1.6492 unidades por dólar, su peor cotización desde el 25 de marzo
La relevancia del yen como moneda internacional obedece a dos motivos principales: es una moneda refugio para muchos inversores porque históricamente tiene una tendencia al alza y por el férreo control de las autoridades japonesas con respecto a la estabilidad monetaria y, por otra parte, porque el yen es una moneda de referencia en otros países asiáticos (como Camboya, Vietnam o Laos).
Existen cuatro tipos de billetes de yen (de 1000, de 2000, de 5000 y de 10000 yenes) y en cuanto a las monedas hay de 1, 5, 10, 100 y 500 yenes. Al contrario que en la cultura estadounidense, en Japón se emplean muy poco los cheques, por lo que la mayoría de compras se realizan con dinero en efectivo o con tarjeta.
Las monedas de 1 yen tienen un valor muy escaso y solamente se utilizan para el cambio en compras pequeñas, tal y como sucede con las monedas de un céntimo de euro.
Desde el punto de vista de la numismática, las monedas de 1 yen están hechas de aluminio, las de 5 de latón y tienen un agujero en el centro, las de 10 en bronce y las restantes son una aleación de níquel. Los billetes que están en circulación en la actualidad se introdujeron en 2004 e incorporaron una serie de medidas de seguridad para evitar posibles falsificaciones.
El tamaño de los billetes es superior al de los euros y con un papel más resistente. En cuanto al contenido de los billetes lo más habitual es la aparición de personajes ilustres de la cultura y la historia japonesa (por ejemplo, en los billetes de 1000 yenes aparece el científico Noguchi Hiduyo, el descubridor de la bacteria causante de la sífilis).
En la actualidad hay un total de 182 monedas oficiales en circulación en todo el mundo, una cantidad inferior al número total de países (193). Cada una de las monedas tiene su propio símbolo (el del yen es ¥), así como su propio código ISO 4217 es JPY que le asigna una clave única de registro. A pesar de la gran diversidad de monedas, las cuatro más importantes internacionalmente son el dólar, el euro, el yen y la libra esterlina. Otras monedas reconocidas en los mercados internacionales son el franco suizo, el dólar australiano y la corona sueca.
Referencias
http://jpy.es.fxexchangerate.com/
http://www.eleconomista.es/cruce/EURJPY
http://es.calcuworld.com/calculadoras-financieras/calculadora-euro-yen/
http://es.investing.com/currencies/gbp-jpy
Organización Mundial de Comercio:
https://www.wto.org/spanish/res_s/statis_s/technotes_s.htm
Banco Mundial:
http://datos.bancomundial.org/indicador/PA.NUS.FCRF?view=chart
http://monedasymundo.blogspot.com/2020/05/historia-del-euro.html
http://www.eleconomistaamerica.com/mercados-eAm/noticias/8114062/01/17/El-fantasma-japones-de-los-90-amenaza-al-dolar-y-frena-su-avance.html
https://efxto.com/diccionario/yen-japones
http://www.definicionabc.com/economia/yen.php
http://www.eleconomista.es/divisas/noticias/7639191/06/16/El-Banco-de-Japon-teme-una-fuerte-escalada-del-yen-provocada-por-el-Brexit.html

Recibido: Diciembre de 2020 Aceptado: Enero de 2020 Publicado: Marzo de 2020

El dólar se deprecia ante el euro y otras divisas importantes

Nueva York, 18 ene (EFE).- El dólar estadounidense se depreció hoy frente al euro y otras divisas, castigado por la posibilidad de que este fin de semana haya un cierre parcial de las operaciones del Gobierno federal.

Al término de la sesión de hoy en los mercados financieros de Nueva York, un dólar se cambiaba a 0,8171 euros, frente a los 0,8205 euros de la jornada anterior, y por un euro se pagaban hoy 1,2239 dólares.

La moneda estadounidense retrocedió también ante la japonesa, con un cambio de 111,11 yenes por dólar, y ante la libra esterlina, el franco suizo, el dólar canadiense y el peso mexicano.

Los analistas atribuyeron el retroceso de hoy del dólar en los mercados de divisas a las preocupaciones, que también se tienen en el parqué bursátil, por la posibilidad de que no hay un acuerdo legislativo sobre el presupuesto antes de la medianoche del viernes.

Si no se logra ese acuerdo, ni siquiera con un presupuesto temporal provisional, la situación puede derivar en un cierre parcial de las operaciones del Gobierno federal.

El dólar terminó así frente a las principales divisas:

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Escuela de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: