Discurso de Mario Dragui y el par EURCAD

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Contents

“El BCE hará lo necesario para sostener el euro”

El presidente de BCE, Mario Draghi, alivia la tormenta financiera con una simple insinuación de que actuará a fondo para garantizar el futuro de la moneda única

Le bastó arquear una ceja, y un instante después todos corrían como conejos. Apenas un puñado de palabras pronunciadas el jueves por Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), funcionaron como un soplo de aire fresco en esa habitación cerrada que es la crisis europea, con los mercados empeñados en dejar la utopía europea en cueros. “El BCE hará todo lo necesario para sostener el euro. Y, créanme, eso será suficiente”, dijo a mediodía en Londres. Esa insinuación corrió como la pólvora: la Bolsa española cerró unas horas después con una subida del 6% (la mayor en dos años) y la prima de riesgo cayó 50 puntos de golpe, con el tipo de interés del bono a 10 años de nuevo por debajo del 7%, una cifra que a pesar de todo sigue siendo de auténtica pesadilla. En Italia, la otra frontera del euro, las alegrías fueron similares. En el resto de mercados la mejoría fue la tónica general, tras varias jornadas de desagradable estrés.

Nunca con tan poco el mercado se había movido tanto: ese guiño del Eurobanco vale más que un centenar de planes de ajuste. Es la prueba de que el mercado sabe que Draghi tiene la solución en su chistera. Solo el BCE tiene el poderío necesario. Aunque para ello su presidente tenga que lidiar con la ortodoxia alemana y esa especie de celo mesiánico que ha impedido, hasta ahora, un mayor activismo del banco central.

La armadura de la Unión cruje por los cuatro costados, en especial por el lado de Grecia, serio candidato a dejar el club, y por los de España e Italia, capaces de echar abajo todo el edificio. El miedo ha calado de tal manera que parece irresoluble ese bucle infernal con tres problemas concatenados: estancamiento económico en toda la eurozona que va para largo; posibilidad de impago de la deuda en algunos países y formidables incógnitas sobre la solvencia de la banca, el aparato circulatorio del sistema.

La Bolsa española se disparó más de un 6%, el mayor salto en más de dos años

Y justo cuando parece que no hay salida, aparece Draghi y consigue cambiar el paso de Europa, al menos temporalmente. Con un par de zarpazos. Uno: “En la medida en que las primas de riesgo dificulten el funcionamiento de los canales de transmisión de la política monetaria, caen bajo el mandato del BCE”, una fortísima señal sobre la puesta en marcha de medidas paliativas, entre las que ni siquiera puede descartarse ya la polémica compra de bonos. Y dos: “Los mercados están minusvalorando los progresos europeos para una unión bancaria y económica más profunda”.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que no se siente “sorprendido en absoluto” por las palabras de Draghi y aseguró que está “igual de tranquilo” que hace una semana sobre una posible intervención. El BCE, recordó, es “el principal valedor del futuro” de la moneda única, aunque los gobiernos deben hacer un esfuerzo de reconducción del déficit público y reformas estructurales.

Tras varios meses de brazos cruzados a la espera de que los países con problemas y los socios del euro hicieran sus deberes, los comentarios de Draghi demuestran que el BCE está listo para usar su potencia de fuego —una profundidad de balance de dos billones de euros adicionales— de una u ora manera. Para pasar de las palabras a los hechos, sin embargo, el BCE quiere garantizarse el compromiso de los Gobiernos con los ajustes y el de la eurozona con la nueva arquitectura institucional: unión bancaria, unión política, unión fiscal, esas cosas.

El banco puede comprar bonos a corto plazo o cédulas hipotecarias

La incertidumbre sigue siendo muy elevada, pero en Bruselas se impone algún tipo de solución que combine medidas extraordinarias del BCE con los fondos de rescate europeos para comprar deuda. Draghi dejó en el aire el tempo de sus nuevas medidas y el instrumento elegido. Pero fuentes europeas apuntan que lo más probable es una combinación que incluya la flexibilización de las garantías que Draghi pide a la banca y una reactivación de los programas de compra de activos: es posible tanto la adquisición de bonos a corto plazo (hasta que los fondos europeos disparen) como la compra de cédulas hipotecarias y otros productos para cambiar el sentimiento del mercado, sea lo que sea el sentimiento del mercado. Tampoco se puede descartar una nueva barra libre de liquidez a tres años. Siempre con la vista puesta en los países mal llamados periféricos.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

El próximo movimiento de Draghi llegará el jueves 2 de agosto en la reunión del BCE. Ahí deberá confirmar (o no) las expectativas de su discurso de ayer, en una conferencia en plena City londinense. “El peligro es que veamos un déjà vu y Draghi vuelva por donde suele el BCE: defraude las expectativas”, explica José Carlos Díez, de Intermoney. Al cabo, es el mismo Draghi que en su día suspendió el programa de compra de bonos, y que hace menos de un mes juró y perjuró que el BCE no va a adquirir deuda a gran escala. “Lo mejor que puede hacer es disfrutar de las carreras que ha provocado con solo abrir la boca y quedarse de brazos cruzados. Y disparar cuando menos lo espere el mercado para cazar incautos”, apuntó el analista Juan Ignacio Crespo.

El tiempo apremia para España. El alto coste que paga por financiarse es difícilmente sostenible. Irlanda, un país rescatado en noviembre 2020, ha pagado menos intereses que el Tesoro español por vender bonos. El jueves el irlandés colocó 5.233 millones en su primera emisión de bonos a más de dos años desde el auxilio. Gran parte de esa cantidad, 4.190 millones, a bonos a cinco y ocho años con un interés del 6,1 y el 5,9 %, respectivamente, más bajos que España.

Discurso de Mario Dragui y el par EUR/CAD

Los indicadores de PMI y peticiones por desempleo semanales anticipan una crisis global más intensa que la de 2008

El BCE lanza un bálsamo a los mercados al quitar límites a la compra de deuda

Draghi dice que para evitar una larga depresión hace falta aumentar la deuda pública y cancelar deudas de las empresas

Draghi llama a la movilización inmediata de los recursos financieros de Europa en guerra contra la Covid-19

El expresidente del BCE llama a evitar que la recesión cause un daño irreversible

“Y créanme, será suficiente”

Los gobernantes europeos repiten como un mantra la consigna de Mario Draghi en el fragor del desplome de la deuda española e italiana para aplicarla a la crisis del coronavirus

‘Búhos’ y ‘halcones’

Christine Lagarde tiene por delante una ardua tarea negociadora para coordinar la política monetaria actual con la política fiscal expansiva necesaria

Lagarde se estrena en el BCE con un ligero optimismo sobre la economía

La presidenta del organismo lanza un mensaje de continuidad respecto a Draghi y mantiene intactos los tipos de interés y la compra de bonos

La banca pone el ojo en los depósitos de empresas

Las entidades financieras planean gravar a las compañías por su liquidez tras la norma del BCE, algo que estas quieren evitar a toda costa

Algo se mueve en el BCE

Pocos ponen en duda que la política monetaria nos ha sacado de la crisis, pero no está exenta de críticas

Un electrochoque para evitar el parón de la economía europea

Las políticas monetarias ya no dan más de sí y el BCE ruega a los Gobiernos que cojan el testigo a través de una mayor inversión

Lagarde respalda la política expansiva del BCE pero revisará sus efectos negativos

La nueva presidenta del eurobanco dice que los estímulos monetarios siguen siendo necesarios

Una mujer entre 23 hombres

Lagarde trata de reducir las fricciones internas en el BCE en su inicio de mandato

Draghi se despide del BCE con el euríbor en el tercer nivel más bajo de su historia

El índice cierra octubre en el -0,304% y abarata un mes más las hipotecas antiguas a tipo de interés variable

Draghi convierte su despedida en un alegato final para pedir más gasto a los Gobiernos

Merkel, Macron y Matarella agradecen al presidente del BCE su contribución para fortalecer el euro y mantener la independencia del organismo

Draghi, como Delors

Pese a sus distintos orígenes académicos, por historia personal, ambos empezaron practicando, no la austeridad: la frugalidad

El refundador del BCE

Mario Draghi contribuyó durante su mandato a salvar al euro y detener la crisis

Mario Draghi: adiós al equilibrista que salvó al euro del abismo

El economista italiano que modernizó el BCE y embridó la mayor crisis de la moneda única deja una herencia difícil de gestionar para Christine Lagarde

Luis de Guindos: “A veces hay más política en un banco central que en los Gobiernos”

El vicepresidente del BCE lleva año y medio en el organismo monetario y ya ha vivido peleas e intrigas en su seno. De Draghi destaca su capacidad para generar consensos

Draghi: Y sin embargo, vuela

La historia juzgará si Draghi es el hombre que salvó el euro o el banquero central que no pudo soportar decirle a la gente que solo lo habían imaginado

Draghi se despide con un alegato en defensa de sus políticas: “Nunca te rindas”

El presidente del BCE rebaja la importancia de las críticas internas a su decisión de reactivar el programa de compra de deuda

La cuenta de resultados de Draghi

La política monetaria del hoy ya expresidente del BCE ha rebajado el coste de la deuda y ha impulsado una política fiscal que invierte más a coste inferior sin el inconveniente de las medidas de austeridad: recortar el gasto social

El último logro de Draghi

El principal logro del último paquete de estímulos ha sido situar en el foco de la política económica el desafío de no dejar sola a la política monetaria

El agravamiento de las divisiones en el BCE complica la llegada de su nueva presidenta

Tres banqueros centrales filtran a la prensa las críticas internas por retomar el programa de compra de deuda

Los enemigos de la reactivación

Tras años de bloqueo por Berlín y La Haya, la expansión fiscal de los países menos endeudados puede prender

Tensión en el BCE por la resistencia alemana a la política expansiva de Draghi

La dimisión de la consejera alemana del eurobanco deja en evidencia la división existente por las compras de deuda

Draghi urge a completar la reforma del euro con un presupuesto para combatir las crisis

El banquero se despide de la Eurocámara advirtiendo: «No hay ni una sola unión monetaria que no tenga una política fiscal»

Draghi no es Drácula

Los halcones alemanes, además de reaccionarios son inanes. No proponen recetas contra la desaceleración.

La magia de Mario Draghi

El BCE sabe que su ingeniosa estrategia no funcionará sin el apoyo de la política fiscal

El legado de Mario Draghi, el hombre que salvó al euro y sale magullado por las garras de los halcones

Fin a una era que ha revolucionado la política monetaria en la Eurozona. Mario Draghi dice adiós tras ocho años como presidente de la máxima institución monetaria europea y deja un balance notable para los analistas, pero que mirado con retrospectiva puede calificarse como sobresaliente, si mantener al euro unido se considera como uno de los objetivos del Banco Central Europeo (BCE). El italiano ha tenido que lidiar con una de las épocas más turbulentas para la economía y la política monetaria, dando pasos que nunca se habían dado y tomando decisiones arriesgas con la oposición, a veces, de los países más importantes (en términos económicos) de la zona euro.

Ni los inicios fueron sencillos para Draghi. El uno de noviembre de 2020 comenzó su mandato y dos días después el BCE anunció la primera bajada de tipos en dos años, para dejar el precio del dinero en el 1,25%, la facilidad de depósito en el 0,50% y la marginalidad de crédito en el 2%. La inflación se encontraba por encima del 2%, superando el objetivo que se marca el BCE, con un barril de petróleo que había vuelto a superar los 100 dólares por barril. Sin embargo, la economía de la zona euro se adentraba en la crisis de deuda soberana y la actividad se desaceleraba a pasos agigantados, la excusa perfecta para la llegada de un descenso de los precios y empezar a bajar tipos.

Entre finales de 2020 y principios de 2020 la zona euro entró en una profunda recesión agudizada por el incremento de los tipos de interés que pagaban los países más endeudados por su deuda. La recesión golpeó de lleno a los países periféricos o los PIGS, acrónimo con cierta connotación negativa (significa cerdos en inglés) que se usó para denominar a los países de la Eurozona (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España) que sufrieron con mayor severidad la crisis de deuda soberana de 2020.

Mario Draghi y el Consejo de Gobierno del BCE anunciaron varios recortes de tipos que sin embargo no servieron para aplacar las ventas de deuda soberana de los PIGS por parte los inversores, incluso a pesar de los rescates de la Troika (Grecia, Irlanda y Portugal) y las expectativas de más bajadas de tipos. Los siguientes en caer podían ser España, Italia y quién sabe si hasta Francia, las primas de riesgo estaban disparadas y el miedo a la desintegración del euro dominaba a inversores y agentes económicos.

El gran cortafuegos que salvó al euro

La situación era insostenible y se necesitaba un intervención audaz que calmase a los mercados de forma prolongada. Entonces, el 12 de julio de 2020 (un día después de haber rebajado la facilidad de depósito al 0%) en una conferencia en Londres, Mario Draghi dio un discurso que será recordado toda la historia. Ese día, el banquero italiano hizo del euro la moneda de todos los países que la Eurozona y aseguró que «dentro de su mandato, el BCE está listo para hacer lo que sea necesario para preservar el euro», por si esto fuera poco, Draghi culminó con una mirada seria hacia el público: «Y creedme, será suficiente». The ECB is ready to do whatever it takes to preserve the euro.

Una semana después, el BCE anunció una nueva política de compras de deuda pública conocida por las siglas de OMT. Este programa da la posibilidad al banco central a realizar compras masivas de deuda soberana en el mercado secundario de los países que pidiesen ayuda financiera a través de los fondos europeos. Este programa actuó de cortafuegos, la sola posibilidad de que el banco central pudiera comprar deuda soberana de forma masiva provocó que las primas de riesgos se estrechasen violentamente y el interés de los bonos periféricos cayesen a niveles algo más sostenibles.

El BCE también aprovechó para lanzar lo que serán el embrión de las actuales subastas de liquidez a muy largo plazo (TLTRO) para la banca. Éstas se llamaron VLTRO y supusieron un salto en el balance del banco. Los bancos pedían liquidez que luego usaban para comprar deuda soberana, generando un circulo vicioso entre bancos y sus países que acabó siendo peligrosos para el sistema financiero, pero que también contribuyó a reducir el interés de la deuda soberana.

Con la situación algo más tranquila en la deuda soberana apareció el fantasma de la deflación en la zona euro. Aunque la economía de la zona comenzó a crecer en 2020, la inflación inició una senda descendente que el desplome del petróleo (con la irrupción del fracking en EEUU) amplificó generando grandes dudas sobre el poder el banco central para mantener el IPC cerca del 2%.

Una vez más hubo respuesta, tarde o no, Mario Draghi y el BCE anunciaron las primeras TLTRO en 2020, orientadas para que el crédito fluyese a familias y empresas en lugar de acabar en la deuda soberana. Por si esto fuera poco, Draghi cruzó una frontera más y metió a la zona euro en el mundo de los tipos de interés negativos en junio de 2020, anunciando que el tipo sobre la facilidad de depósito sería del -0,10%, donde los bancos aparcan su exceso de liquidez. Esta decisión tenía la intención de incentivar a los bancos a aumentar el crédito y reducir sus niveles de liquidez que tenían esa penalización del -0,10%.

Sin embargo, la zona euro se acercó aún más a la deflación y comenzó a presentar tasas negativas del IPC de forma recurrente entre 2020 y 2020, la deflación acechaba de forma seria a la economía del euro. Mario Draghi anunció que combatirían la caída de precios con la compra de deuda soberana (QE por sus siglas en inglés) en los mercados secundarios. En este caso, las compras tendrían una dotación mensual y afectarían a todos los países según su peso en el capital del BCE, mientras que no existía condicionalidad alguna como en el caso de las OMT. Esta decisión disparó el precio de la deuda soberana y hundió sus intereses, aliviando la carga de los países más apalancados de la zona euro y levantando ciertas críticas en las economías que son acreedoras netas. Además, se anunció otra bajada de la facilidad de depósito de 10 puntos básicos hasta el -0,4%, mientras que el tipo de interés principal caía al 0%.

Más tarde, a la par que se ampliaba el tamaño del QE, Draghi y el BCE anunciaron las TLTRO II. La liquidez se disparaba en la zona euro, el balance del banco central (donde tienen los activos y pasivos) engordaba hasta alcanzar niveles nunca vistos, la banca aprovechaba la subida de los precios de sus activos y la inflación comenzaba a resurgir. La zona euro vivió una especie de florecimiento entre finales de 2020 y principios de 2020. La inflación rozaba el 2% anual, el PIB crecía con mayor fuerza, se creaba mucho empleo y el euro estaba salvado.

Durante este periodo se pidió a Draghi alguna subida de tipos para acumular munición de cara a la próxima crisis. Sin embargo, el BCE no tomó ninguna decisión al respecto ante el miedo a que la deuda se encareciese en los países con más problemas. Entre marzo de 2020 y septiembre de 2020, el Banco Central Europeo no tocó los tipos de interés. No obstante, el BCE fue reduciendo el tamaño de las compras mensuales de bonos soberanos hasta poner fin a ese programa en diciembre de 2020, dejando un balance al BCE de casi 4,7 billones de euros, unos niveles de exceso de liquidez de la banca nunca vistos y unos tipos de interés en la deuda que superaban el territorio negativo.

Y finalmente, la ‘primavera europea’ llegó a su fin. Los tipos negativos comenzaron a erosionar la rentabilidad de la banca, las tensiones comerciales entre EEUU y China ponían en peligro el futuro de las exportaciones europeas, los emergentes eran vapuleados en el mercado de divisas y el culebrón del Brexit generaba cada vez más incertidumbre en la inversión en Europa. El crecimiento del PIB comenzó a desinflarse y la inflación, tras un repunte puntual en octubre de 2020 por el petróleo, inició una senda descendente.

Con este complejo panorama que se vive hoy, Mario Draghi anunció en septiembre una extensa batería de medidas. El BCE ha vuelto a endurecer la tasa que cobra a los bancos hasta el -0,5% y ha anunciado la vuelta del programa de compras netas de bonos, por valor 20.000 millones de euros mensuales y que dará comienzo el 1 de noviembre. También se implementó un sistema de tramos para reducir la penalización que paga la banca por el exceso de liquidez (ese -0,5% de la tasa de depósito), aunque su efecto está siendo reducido. Las críticas de los ‘halcones’ (defensores de una política monetaria más restrictiva) no se hizo esperar y han llegado a acusar de Draghi de manejar el BCE a su antojo sin contar con la opinión de todos. Los ‘halcones’ no ven necesaria la vuelta de los estímulos ahora porque el riesgo de deflación no es real.

Así finalizan ocho años de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo. El hombre que ha llegado a ser calificado como ‘salvador del euro’ se marcha magullado por las garras de los ‘halcones’ que ocupan varias sillas en el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Escuela de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: