Como podemos analizar la energia del precio mediante tridentes

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

¿Cómo podemos analizar la energía del precio mediante tridentes?

En un artículo anterior (Energía del precio en relación con los tridentes) mostramos el concepto de energía del precio en relación con los tridentes y la forma en que estas herramientas del análisis técnico pueden ayudarnos a determinar cuando una tendencia en el mercado está ganando o perdiendo energía.

En este artículo vamos a profundizar más en estos conceptos y explicar cómo puede analizarse la energía del precio mediante los tridentes y otras herramientas de análisis técnico.

Tendencia del precio perdiendo energía

En la imagen 1 vemos un gráfico de precios con un tridente de Andrews describiendo la acción del precio de una tendencia alcista a largo plazo. Si vemos los tres últimos picos (marcados con círculos rojos) en el gráfico podemos notar que el primero de esos máximos se formó en la línea mediana superior mientras que los siguientes dos picos ocurrieron lejos de esa línea. El hecho de que el precio no consiga alcanzar la línea mediana superior en los dos últimos picos es una señal de que la tendencia se está quedando sin energía y como vemos en el gráfico, el precio termina por caer hasta la línea mediana del tridente, y posteriormente la atraviesa continuando con su movimiento bajista.

Imagen 1: Movimiento alcista está pérdiendo su energía dentro del tridente de Andrews

Barras o candelas extremas (picos del precio)

Las barras extremas son barras de precios que sobresalen de la mayor parte de la acción del precio. Son lo que se conoce usualmente como picos en el precio. En muchas ocasiones se trazan los tridentes y los estudios de Fibonacci a partir de estos puntos.

En la imagen 2 tenemos dos tridentes de Shiff modificados que describen tendencias bajistas en el precio. En el lado izquierdo del gráfico de precios, la acción del precio es volátil y podemos observar numerosas barras extremas en forma de picos del precio. Utilizando tres de estas barras extremas se dibuja el primer tridente y se puede observar que el precio llega a probar tanto la línea mediana inferior como la línea mediana superior en las barras extremas; es decir que las pruebas tanto del soporte como de la resistencia se produjeron con una elevada energía.

Se puede notar como el comportamiento del precio cambia conforme ocurre la transición al segundo tridente. En lugar de mostrar picos al alza y la baja (barras extremas) que sobresalen de la acción del precio, el precio está formando techos y suelos redondeados, es decir máximos y mínimos más suaves.

Imagen 2: Barras extremas en el precio

Movimientos impulsivos del precio

La imagen 3 muestra un gráfico en donde el precio sube con un fuerte impulso y sobrepasa los dos máximos previos en poco tiempo. Por lo tanto, estamos ante un movimiento impulsivo del precio al alza. Sin embargo el término «Impulsivo» es algo ambiguo así que vamos a ver si podemos añadir un poco de definición para esta discusión.

En el mundo de la física (o energía), impulsivo usualmente se refiere a una fuerza significativa que es aplicada por un breve periodo de tiempo. La fuerza en cuestión es “significativa” debido a su habilidad para causar cambios y el periodo de tiempo es “breve” en relación con el periodo total que se está estudiando.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Trasladando estos conceptos al campo de los gráficos de precios podemos definir “impulsivo” como un cambio significativo del precio que ocurre en un periodo de tiempo corto.

Rick Ackerman enseña un método para determinar cuan impulsivo es un movimiento del precio con base en el número de picos previos que son sobrepasados durante el movimiento.

En la imagen 3 el precio presenta un movimiento lateral (sin tendencia definida) en un rango bien definido antes de moverse al alza hasta el nivel del pico alcista previo 1. Después de una ligera corrección bajista, el precio comienza a subir con fuerza y en poco tiempo sobrepasa los dos picos alcistas previos en su camino hacia arriba, lo que califica a este movimiento como alcista.

Además de tener un movimiento que atraviesa los dos máximos previos, también tenemos numerosas barras de precios de energía elevada que se producen en este movimiento impulsivo, el cual comenzó con dos de estas barras. Estas dos primeras barras también podrían ser descritas como barras de rango amplio.

Imagen 3: Movimiento impulsivo del precio

El indicador oscilador estocástico lento y los tridentes

Cuando se habla acerca de una barra de precios individual como un indicador de que “la energía del precio es débil” o “la energía del precio es fuerte”, el rango del precio al cual nos estamos refiriendo es obviamente solo una única barra. Sin embargo, cuando nos referimos al indicador oscilador estocástico lento, en este caso estamos hablando acerca de la energía de precio a lo largo de una serie de barras de precios. En ambos casos, se trata del mismo concepto de energía del precio que es aplicado a marcos de tiempo distintos.

La energía del precio dentro es una barra individual se considera “fuerte” cuando la barra cierra cerca del punto más alto. En la imagen 4 se muestra un gráfico de precios en donde se ha destacado en verde algunas de las barras de precios que podrían considerarse como señales de fuerza. Puede notarse que hay una predominancia de barras que muestran fortaleza en el precio al mismo tiempo que el indicador oscilador estocástico lento está subiendo considerablemente.

Después de que el estocástico en el gráfico se mueve hasta la zona de sobrecompra y forma un pico, se puede ver que el precio también comienza a retroceder. A partir de este punto tenemos dos semanas en que el precio muestra debilidad y cae por debajo de la línea mediana superior, aunque sin mucha fuerza, y posteriormente se mantiene moviéndose de forma lateral durante unas semanas. A continuación se produce una serie de barra bajistas antes de que el precio caiga de forma dramática. El oscilador estocástico también se desploma y alcanza la zona de sobreventa antes de rebotar al alza.

Imagen 4: Oscilador estocástico como indicador del impulso del precio

Volumen extremo y los tridentes

El volumen extremo es otra señal de energía elevada en el precio. Podemos ver un volumen elevado en el mercado cuando los compradores impulsan con fuerza el precio hasta alcanzar un nuevo pico alcista o cuando los vendedores tratan de bajar el precio en una ola de ventas hasta alcanzar un nuevo mínimo.

En la imagen 5 vemos un gráfico en donde el precio ha caído de forma severa con varios aumentos significativos del volumen de negociación. Cada uno de estos incrementos del volumen podría ser visto como una venta de capitulación pero la caída de los precios continuó implacable. Varios de los aumentos del volumen ocurrieron alrededor las barras que muestran picos extremos en el precio. Después de que el volumen se vuelve casi insignificante otra ola de ventas comienza y el volumen aumenta de forma dramática cuando el precio alcanza el mínimo final.

Imagen 5: Volumen extremo

Gaps (Brechas en el precio) y los tridentes

Las brechas en el precio se forman en un gráfico de precios cuando no se produce actividad de negociación dentro de un cierto rango de precios. Estas brechas o gaps, como también se les conoce, son muestras visibles de energía almacenada del precio que es liberada.

En la imagen 6 vemos tres de los cuatro tipos de gaps que se muestran con claridad.

El gap de agotamiento se forma en el final de un movimiento de precios. Después de un gap de agotamiento el precio normalmente hace algo diferente (cambia de comportamiento), aunque no se debe suponer automáticamente que habrá un cambio en la dirección o tendencia del precio. En el gráfico de la imagen 6 el precio se mueve en un rango lateral después del gap de agotamiento.

Los gaps a veces se producen dentro de un patrón gráfico y se les conoce como gaps comunes. En el gráfico se puede observar que estos gaps comunes son menos importantes que los gaps de agotamiento y los gaps de ruptura.

Un gap de ruptura se produce cuando el precio rompe y escapa de un patrón de congestión. En el gráfico se puede observar que el precio restaura su energía conforme oscila de forma lateral dentro de un rango de precios definido. La energía almacenada es liberada a la baja y el precio continúa su tendencia bajista.

Imagen 6: Gaps en el precio en un mercado analizado con tridentes

El gráfico de la imagen 7 ofrece un excelente ejemplo de los gaps de escape.

Después de que el precio encuentra soporte a lo largo de la línea mediana del tridente en el gráfico de precios, se produce una barra alcista de rango amplio que cierra casi en su punto más alto. Posteriormente el precio forma una brecha alcista a partir de la cual se produce otra barra alcista de rango amplio que cierra casi en el punto máximo alcanzado. A continuación ocurre otro gap alcista a partir del cual se forma una barra alcista con un rango extremadamente amplio.

Puede notarse la diferencia en cuanto al comportamiento del precio entre los gaps comunes y de agotamiento y los gaps de escape. En el gráfico de la imagen 6 los gaps se forman en los puntos de transición o cambio entre un comportamiento y otro. Por su parte, en el gráfico de la imagen 7 se muestra la formación de gaps alcistas en el precio conforme el mercado deja atrás completamente un comportamiento y cambia dramáticamente hasta tener un comportamiento totalmente nuevo.

Imagen 7: Gaps o brechas de escape en un mercado que rompió al alza un tridente

El Oscilador Estocástico – Cálculo y Uso Para Principiantes

Se define el oscilador estocástico como una variable de tipo estadístico que se construye a través de la posición de un precio o cotización con respecto a su mínimo y su máximo, dentro de un periodo de tiempo determinado. Esta variable se ubica dentro de un intervalo cerrado (0,1), es decir entre 0% y 100%. Por medio de un gráfico de precios, este indicador de análisis técnico del mercado se utiliza para brindar señales de compra y venta para los operadores.

El oscilador estocástico fue desarrollado en los años 50 por George C. Lane y es un indicador técnico de impulso del mercado que muestra la ubicación del precio de cierre con respecto al rango entre el máximo y el mínimo durante un conjunto determinado de periodos. De acuerdo al propio George C. Lane, el oscilador estocástico no sigue el precio, tampoco sigue el volumen ni nada parecido. Este indicador le da seguimiento a la velocidad o el impulso del precio. Como regla general, el impulso cambia de dirección antes de que lo haga el precio. De esta manera, las divergencias alcistas o bajistas en este indicador pueden emplearse para pronosticar posibles cambios de tendencia en el precio de un activo financiero en el mercado. Esta fue la primera y más importante señal identificada por Lane.

Así mismo, Lane empleó el oscilador estocástico para identificar condiciones alcistas y bajistas que permitieran anticipar futuras reversiones. Debido a que este indicador está vinculado a los rangos (sus señales son más fiables cuando el precio se mueve dentro de un rango bien definido), es una herramienta bastante útil para identificar niveles o condiciones de sobre compra y sobre venta.

Cálculo del oscilador estocástico

Las fórmulas generales para calcular los dos parámetros de este indicador son las siguientes:

  • %K= (Cierre actual-Mínimo más bajo)/(Máximo más alto-Mínimo más abajo) x 100
  • %D = Media móvil simple de 3 periodos del %K.

-Mínimo más bajo: El valor más bajo del conjunto de periodos analizado.

-Máximo más alto: El valor más alto del conjunto de periodos analizado.

-%K es multiplicado por 100 con el fin de mover el punto decimal dos lugares a la derecha.

La configuración por defecto para el oscilador estocástico es de 14 periodos, que pueden ser meses, semanas, días, horas o cualquier otro marco de tiempo intradiario. Un %K calculado con base a 14 periodos emplea el cierre más reciente, el máximo más alto y el mínimo más bajo de los últimos 14 periodos. La línea del %D, que es la media móvil simple de 3 periodos de %K, se traza junto a este para que actúe como línea de señal.

Oscilador estocástico (14, 3, 3) en Metatrader 4. Plataforma MT4 del broker ThinkMarkets

En este ejemplo, la línea roja punteada representa al %K mientras que la línea azul es el %D.

Interpretación del oscilador estocástico

El oscilador estocástico mide el nivel del cierre con respecto al rango entre el máximo y el mínimo durante un periodo de tiempo determinado. Por ejemplo, supongamos que el máximo más alto equivale a 110, el mínimo más bajo es igual a 100 y el precio de cierre es igual a 108. En este caso el rango entre el máximo más alto y el mínimo más bajo es 10, que es el denominador de la fórmula del %K. El cierre menos el mínimo más bajo es 8, que es el numerado. Al dividir 8 entre 10 obtenemos 0.80 o 80%. El %K se obtiene al multiplicar este número por 100. Si el cierre hubiese sido en 103, el cálculo de %K hubiera dado como resultado 30 (0.30 x 100).

El oscilador estocástico genera valores por arriba de 50 cuando el cierre está en la mitad superior del rango de precios y abajo de 50 cuando el cierre se encuentra en la mitad inferior del rango. El ejemplo anterior muestra los rangos de precios para 3 periodos de 14 días marcados en amarillo con el precio de cierre (línea roja) indicado al final del periodo. En este caso, el indicador dio un valor de 91 cuando el precio de cierre estaba en la parte superior del rango.Cuando el rango estaba cerca de la parte inferior del rango, el oscilador estocástico generó un valor igual a 15. Finalmente, cuando el cierre estaba casi en el medio del rango, el valor del indicador fue de 57.

Estocástico rápido, lento y total

En realidad, se utilizan principalmente tres versiones del oscilador estocástico. En primer lugar tenemos el oscilador estocástico rápido el cual se basa en las fórmulas originales del %K y el %D de George Lane. En esta versión, el %K suele ser algo volátil. Siendo el %D la media móvil simple de 3 periodos del %K, era utilizado por Lane para generar señales de compra y venta basadas en las divergencias alcistas o bajistas. De acuerdo al mismo Lane, las divergencias del %D son las únicas señales realmente fiables que pueden utilizarse para realizar una compra o venta en el mercado.

Debido a que el %D en el oscilador estocástico rápido se utiliza para generar las señales, fue creado el oscilador estocástico lento para reflejar este énfasis. El oscilador estocástico lento suaviza %K con una media móvil simple de 3 periodos, que es exactamente lo mismo que %D en el oscilador estocástico rápido. De hecho, pueden notar en el siguiente ejemplo que %K en el estocástico lento es igual a %D en el estocástico rápido.

El oscilador estocástico total es una versión totalmente personalizable del oscilador estocástico lento. El usuario puede seleccionar el número de periodos cuyos valores se van a analizar, el número de periodos del %K lento y el número de periodos de la media móvil del %K lento (%D lento). Por lo general, los valores por defecto utilizados con las tres versiones del oscilador estocástico son los siguientes:

  • Oscilador estocástico rápido: (14, 3)
  • Oscilador estocástico lento: (14, 3)
  • Oscilador estocástico total: (14, 3, 3)

Tipos de osciladores estocásticos

De esta manera, las fórmulas generales usadas para calcular los tres estocásticos son las siguientes:

Oscilador estocástico rápido

  • %K rápido = %K calculado con la fórmula original de George Lane.
  • %D rápido = media móvil simple del %K rápido.

Oscilador estocástico lento

  • %K lento = %K rápido suavizado por medio de una media móvil simple de 3 periodos.
  • %D lento = media móvil de 3 periodos del %K lento.

Oscilador estocástico total

  • %K total: %K rápido suavizado por medio de una media móvil simple de X periodos.
  • %D total: media móvil simple de X periodos del %K total.

Condiciones de sobre compra y sobre venta señaladas por este indicador

Al ser un oscilador ligado a los rangos en el precio y debido a que él mismo se mueve en un rango establecido, el oscilador estocástico constituye una herramienta sumamente útil para identificar condiciones de sobre compra y sobre venta en el mercado. Este indicador oscila entre cero y cien y sin importar cuan rápido suba o baje el precio de un activo, el oscilador estocástico siempre va a fluctuar dentro de este rango. El enfoque tradicional establece el nivel 80 para marcar el punto sobre el cual el mercado está en condición de sobre compra mientras que el nivel 20 es el punto por debajo del cual el mercado está en sobre venta. Claro está, estos niveles pueden ajustarse para adaptarse a las necesidades del analista y a las características del activo que se está estudiando.

Por ejemplo, valores arriba de 80 del oscilador estocástico de 20 días indican que el activo subyacente se está cotizando cerca de la parte superior del rango entre el máximo y el mínimo para el periodo de 20 días analizado. Por el contrario, valores por debajo de 20 se producen cuando un activo financiero se está cotizando en el extremo inferior del rango entre el máximo y el mínimo.

Antes de analizar ejemplos gráficos, es importante tener en mente que valores del oscilador estocástico que indican sobre compra en el mercado no necesariamente constituyen señales para abrir posiciones de venta y viceversa. El precio de un activo puede entrar en condición de sobre compra y continuar subiendo durante bastante tiempo en una tendencia alcista particularmente fuerte. Los niveles de cierre que se producen consistentemente cerca de la parte superior del rango del precio indican que hay una presión de compra sostenida. De la misma manera, valores que indican sobre venta en el oscilador estocástico no necesariamente constituyen señales alcistas para abrir posiciones de compra. Un activo financiero puede entrar en condición de sobre venta y permanecer en la misma durante bastante tiempo si está en una tendencia bajista fuerte. En este caso, los niveles de cierre que se producen de manera consistente cerca de la parte inferior del rango de precios indican que hay una presión de venta sostenida.

Por lo tanto, es importante identificar la tendencia principal y operar en el mismo sentido de esta tendencia. En una tendencia alcista, debemos buscar los valores que indican sobre venta e ignorar por completo la gran cantidad de valores que indican sobre compra ya que no son señales fiables. Similarmente, en una tendencia bajista debemos buscar los valores que indican sobre compra en el mercado e ignorar las señales que indican sobre venta.

Condición de sobrecompra y sobreventa en el oscilador estocástico

En el ejemplo anterior, se utiliza un oscilador estocástico total (20,5,5) para analizar el comportamiento del precio de una acción (Yahoo). Al utilizar un periodo de análisis más extenso (20 periodos en lugar de 14) y medias móviles mayores para la suavización (5 periodos en lugar de 3), se genera un oscilador menos sensible el cual produce menos señales aunque de mayor fiabilidad. En este caso, el precio se estuvo moviendo en un rango entre 14 y 18 durante el periodo de julio del 2009 a abril del 2020. Un rango de este tipo es ideal para utilizar un indicador como el oscilador estocástico.

Valores menores de 20 en el oscilador indican condiciones de sobre venta que pueden anticipar un rebote y alza del precio. Por el contrario, movimientos por encima de 80 en el indicador señalan condiciones de sobre compra que pueden ser el preludio de una caída en el precio. Podemos notar como el oscilador puede estar arriba de 80 y permanecer en esa zona (zonas destacadas con naranja). De igual manera, también podemos observar como en ocasiones el oscilador se mueve por debajo de 20 y permanece en esa zona durante algún tiempo. Podemos decir que este oscilador indica sobre compra y fortaleza en el mercado cuando está arriba de 80, por lo cual un movimiento subsecuente abajo de 80 es necesario para señalar una posible reversión en el precio o un fallo a la hora de tratar de atravesar una resistencia (línea punteada roja). A la inversa, este oscilador indica sobre venta y debilidad en el mercado cuando está abajo de 20. Un movimiento arriba de 20 es necesario para señalar una posible reversión al alza en el precio o un fallo a la hora de tratar de atravesar un soporte (línea punteada verde).

Divergencias alcistas y bajistas

Las divergencias se forman cuando un nuevo alto o bajo en el precio no es confirmado o correspondido por el oscilador estocástico. La divergencia alcista se produce cuando el precio genera mínimos más bajos mientras que el indicador forma mínimos más altos. Este fenómeno indica una disminución en el momentum bajista lo que puede ser la señal de una posible reversión alcista.

Una divergencia bajista se forma cuando el precio genera máximos más altos pero el oscilador estocástico forma máximos más bajos. Esto indica una disminución del momentum alcista lo que puede ser la señal de una posible reversión bajista.

Una vez que se detecta una divergencia, los analistas deben buscar una señal que confirme que está a punto de producirse un cambio en la tendencia del precio. Una divergencia bajista puede confirmarse con el rompimiento de un soporte en el gráfico de precios o un rompimiento del oscilador estocástico por debajo del nivel 50, que es la línea central. Por su parte, una divergencia alcista puede ser confirmada con un rompimiento de una resistencia en el gráfico de precios o un rompimiento del oscilador estocástico arriba del nivel 50.

De hecho, 50 es un nivel que siempre es importante observar. El oscilador estocástico oscila entre cero y cien, lo que convierte a 50 en la línea central. Para utilizar una analogía, podemos visualizar este nivel como el medio de un campo de fútbol, en el cual cuando un equipo está a la ofensiva, tiene mayores oportunidades de anotar cuando la línea media en dirección al área del equipo rival. Por su parte, el equipo que se está defendiendo tiene altas probabilidades de evitar una anotación en su contra mientras consiga impedir que su rival cruce el medio campo.

Un cruce efectuado por el oscilador estocástico del nivel 50 al alza indica que los precios se están negociando en la mitad superior del rango entre el máximo y el mínimo el periodo de tiempo analizado. Esto sugiere que por así decirlo la «copa está medio llena». Por el contrario, un cruce de este indicador del nivel 50 a la baja significa que los precios se están negociando en la mitad inferior del rango entre el máximo y el mínimo el periodo de tiempo analizado, lo que sugiere que la «copa está medio vacía».

El siguiente gráfico muestra una divergencia bajista en la cual se muestran los máximos más altos en el gráfico de precios (línea punteada verde) y los máximos más bajos en el oscilador estocástico (línea punteada roja). Durante el mes de abril, el precio del activo siguió subiendo y generó tres máximos más altos mientras el oscilador estocástico se movió a la baja produciendo varios altos más bajos. El indicador atravesó el nivel 80 a la baja en varias ocasiones y la línea de señal cruzó varias veces el %K también a la baja, sin embargo estas no constituyeron buenas señales de venta ya que el precio continuó al alza. Finalmente, después del cuarto alto más bajo, el oscilador continuó moviéndose a la baja y atravesó el nivel 50 (segunda señal) para terminar rompiendo el soporte que se había formado (tercera señal) en el mismo oscilador estocástico (segunda línea verde horizontal). Al poco tiempo, se produjo la esperada caída en el precio la cual se aceleró cuando este rompió el soporte marcado por la primera línea horizontal verde.

Ejemplo de divergencia bajista entre el precio y el oscilador estocástico

Como muestra el gráfico, las señales iniciales no son siempre simples y limpias. Los cruces de la línea de señal (la línea %D con la línea %K), los cruces a la baja del nivel 80 y los cruces al alza del nivel 20 suelen ser frecuentes y con tendencia a constituir señales falsas, por lo cual siempre es importante buscar una confirmación. En este caso, aún después de que el precio rompiera el soporte y de que el oscilador estocástico se moviera por debajo de 50, se produjo un rebote que atravesó al alza el mismo soporte, mientras que el oscilador volvió a subir hasta el nivel 50 hasta que finalmente el precio continuó cayendo.

George Lane identificó otras formas de divergencia para predecir máximos y mínimos en el mercado. Una de estas formas de divergencia se denomina Bull Set-up, que es básicamente el inverso de la divergencia alcista. En este caso, el precio del instrumento forma un máximo más bajo mientras que el oscilador estocástico produce un máximo más alto. A pesar de que el precio no puede superar el alto previo, los máximos más altos en el indicador señalan el fortalecimiento del momentum alcista. A partir de la siguiente caída en el precio puede esperarse un bajo que puede usarse si las condiciones son propicias para abrir una posición de compra.

En el siguiente ejemplo vemos un Bull Set-up señalado con una línea punteada roja en el precio y una línea verde punteada en el oscilador. El precio forma un alto más bajo mientras que el precio produce un máximo más alto. Este alto más alto muestra un fortalecimiento en el momentum alcista. Hay que recordar que esta forma de divergencia solo nos indica una condición del mercado y no es una señal. Su relevancia radica en que señala un posible bajo que puede emplearse para entrar al mercado con una posición alcista. Siguiendo con el ejemplo, el precio produjo un alto más bajo a partir del cual empezó a caer hasta formar un nuevo mínimo mientras que el oscilador estocástico se movió a la baja hasta caer por debajo de 20 (condición de sobre venta). Los operadores, pudieron haber actuado cuando el oscilador cruzó al alza el nivel 20, el nivel 50 o cuando el %D cruzó el %K al alza. Finalmente, el precio se movió al alza con fuerza y rompió la resistencia formada entre los meses de junio y julio.

Ejemplo de Bull Set-up de George Lane

La otra forma de divergencias, conocida como Bear Set-up, ocurre cuando el precio forma un bajo más alto mientras el oscilador estocástico generar un mínimo más bajo. Aunque el precio se mantenga por encima de su bajo previo, el mínimo más bajo en el oscilador estocástico muestra un incremento en el momentum bajista. Cuando se observa esta condición, puede esperarse que se produzca una subida en el precio en el cual se forme un alto o pico importante que puede usarse, si las condiciones son propicias, para abrir una posición de venta.

El siguiente ejemplo muestra una divergencia Bear Set-up en la cual el precio formó un bajo más alto a finales de noviembre e inicios de diciembre mientras que el oscilador estocástico produjo un mínimo más bajo con un movimiento por debajo del nivel 20, lo que demostró un incremento en el momentum bajista. El rebote subsecuente no duró demasiado ya que al poco tiempo el precio formó un pico, a partir del cual empezó a caer con fuerza. Por su parte, el oscilador estocástico se movió al alza desde la zona de sobre venta y alcanzó el nivel 80, a partir de donde empezó a caer produciéndose el cruce de la línea de señal con el %K a mediados del mes de diciembre, poco después que el precio comenzó a moverse a la baja a partir del pico.

Ejemplo de Bull Set-up de George Lane

Sistemas de Trading con el oscilador estocástico

El oscilador estocástico es un indicador técnico ampliamente utilizado en múltiples estrategias de trading, tanto por operadores experimentados como principiantes. Entre los sistemas que utilizan o se basan en este indicador podemos mencionar los siguientes:

FijaciГіn de precios

Todas las organizaciones con fines de lucro y muchas sin fines de lucro ponen precio a sus productos o servicios. Los precios tiene muchos nombres: Hay precios a todo nuestro alrededor. Pagamos renta, colegiatura por nuestra educación, honorarios a nuestro medico o dentista. Las líneas aéreas, ferrocarriles, taxis y camiones nos cobran un pasaje; las empresas de servicios como la luz y el teléfono llaman a sus precios tarifas; y el banco nos cobra intereses por el dinero que pedimos prestado. El precio de conducir un automóvil por algunas autopistas se llama cuota, y la empresa que asegura nuestro automóvil nos cobra una prima . El «precio de un ejecutivo es sus sueldo, el precio de un vendedor podría ser una comisión y el precio de un trabajador es un salario. Por último aunque algunos economistas no estén de acuerdo , muchos de nosotros sentimos que los impuestos son el precio que pagamos por el privilegio de ganar de dinero.

En la presente investigación se establecen los pasos para la fijación de precios y los diversos métodos que utilizan las empresas para establecer los preciso de venta de sus productos.

Durante casi toda la historia los precios se fijaron por negociación entre quienes compran y quienes venden. Establecer un mismo precio para todos los compradores es una idea relativamente moderna que surgió con el desarrollo de las ventas al detalle a gran escala al final del siglo XIX F. W. Woolworth, Tiffany & Co., y otros anunciaron una «politica estricta de un solo precio» por que trabajaban tantos articulos y supervisaban a tantos empleados.

Ahora, apenas cien años después, la internet promete revertir la tendencia la tendencia de los precios fijos y llevarnos de vuelta a una era de precios negociados. La internet, las redes corporativas y los sistemas inalámbricos están vinculando a personas, máquinas y empresas de todo el globo, y conectando a quienes venden y quienes compran como nunca antes. Sitios Web como Compare.Net y PriceScan.com permiten a los compradores comparar productos y precios con rapidez y facilidad. Los sitios de subasta en línea como eBay.com y Onsale. Com facilitan que los compradores y vendedores negocien los precios de miles de articulos, desde computadoras renovadas hasta trenes de hojalata antiguos.

Tradicionalmente el precio ha operado como principal determinante de la decisión de compra . Esto sigue siendo válido en los países más pobres, entre los grupos más pobres y en el caso de productos básicos uniformes Aunque factores distintos del precio se han vuelto más importantes para la conducta del comprador en las ultimas décadas, el precio sigue siendo uno de los elementos más importantes que determinan la participación de mercado y la rentabilidad de una empresa.

Los consumidores y agentes de compras tiene acceso a la información de precios y a quienes ofrecen precios descontados. Los consumidores investigan sus compras con cuidado, obligando a los detallistas a bajar precios. Los detallistas presionan a los fabricantes para que bajen sus precios. El resultado es un mercado que se caracteriza por fuertes descuentos y promoción de ventas.

COMO FIJAR EL PRECIO

El precio es el elemento de la mezcla de marketing que produce ingresos; los otros producen costos. El precio también es unos de los elementos más flexibles: se puede modificar rápidamente, a diferencia de las características de los productos y los compromisos con el canal.

Al mismo tiempo, la competencia de precios es el problema más grave que enfrentan las empresas. Pese a ello , muchas empresas no manejan bien la fijación de precios.

Los errores más comunes:

  • La fijación de los precios está demasiado orientada a los costos
  • Los precios no se modifican con la frecuencia suficiente para aprovechar los cambios del mercado
  • El precio se fija con independencia del resto de la mezcla de marketing y no como un elemento intrínseco de la estrategia de posicionamiento en el mercado
  • El precio no es lo bastante variado para los diferentes artículos, segmentos de mercado y ocasiones de compra .

COMO FIJAR PRECIOS

Una empresa debe poner un precio inicial cuando desarrolla un nuevo producto, cuando introduce su producto normal en un nuevo canal de distribución o área geográfica y cuando licita para conseguir contratos nuevos.

La empresa debe decidir donde pocisionará su producto en cuanto a calidad y precio.

En algunos mercados, como el de los automóviles, es posible encontrar hasta ocho puntos de precio:

Imitación, pero más barato

Puede haber competencia entre los segmentos de precio – calidad. La siguiente figura muestra nueve estrategias de precio – calidad . Las estrategias diagonales 1, 5 y 9 pueden coexistir en el mismo mercado; es decir, una empresa ofrece un producto de alta calidad a un precio alto, otra ofrece un producto de calidad media a un precio medio. Los tres competidores pueden coexistir en tanto el mercado mantenga tres grupos de compradores: quienes insisten en la calidad, quienes insisten en el precio, y quienes equilibran ambas consideraciones.

Las estrategias 2, 3 y 6 son formas de atacar las posiciones diagonales. La estrategia 2 dice: «nuestro producto tiene la misma alta calidad que el producto 1 pero cobramos menos». La estrategia 3 dice lo mismo y ofrece un ahorro aún mayor. Si los clientes sensibles a la calidad creen lo que dicen estos competidores, lo sensato será comprarles y ahorrar dinero ( a menos que el producto de la empresa 1 haya adquirido un atractivo).

3. De Supervalor

4. De Sobrecobro

5. De valor medio

6. De buen valor

Las estrategias de posicionamiento 4, 7, y 8 equivalen a cobrar un precio excesivo por el producto en relación con su calidad . Los clientes se sentirán «estafados» y probablemente se quejaran o hablaran mal de la empresa.

La empresa tiene que considerar muchos factores al establecer su política de precios. Describiremos un procedimiento de seis pasos: (1) Seleccionar el objetivo de la fijación de precios; (2) determinar la demanda; (3) estimar los costos; (4) analizar los costos, precios, ofertas de los competidores (5) Escoger un método de fijación de precios; (6) seleccionar el precio final

I. SELECCIÓN DEL OBJETIVO DE FIJACION DE PRECIOS

Lo primero que hace la empresa es decidir dónde quiere posicionar su oferta de mercado. Cuánto más claros sean los objetivos de la empresa, más fácil será fijar el precio: Una empresa puede buscar cualquiera de cinco objetivos principales al fijar sus precios:

  • Supervivencia
  • Utilidades actuales máximas
  • Participación máxima de mercado
  • Captura máxima del segmento superior del mercado
  • Liderazgo en calidad de productos

También existen algunas condiciones que favorecen la fijación de bajos:

  • El mercado es muy sensible al precio y un precio bajo estimula su crecimiento
  • Los costos de producción y distribución bajan al irse acumulando experiencia en la producción
  • El precio bajo desalienta la competencia real y potencial

II. DETERMINACION DE LA DEMANDA

Cada precio genera un nivel de demanda distinto y por tanto tiene un impacto diferente sobre los objetivos de marketing de la empresa. La relación entre las diferentes alternativas de precio y la demanda resultante se captura en una curva de demanda. En el caso normal, la demanda y el precio tiene una relación inversa: cuanto más alto el precio, menor es la demanda . En el caso de los bienes de prestigio, la curva de la demanda a veces tiene pendiente ascendente. Una empresa de perfumes subió sus precios y vendió más perfume, no menos. Algunos consumidores ven el precio alto como señal de un mejor producto. Sin embargo, si se cobra un precio demasiado alto, el nivel de demanda podría bajar.

La curva de demanda muestra la cantidad de compra probable del mercado a diferentes precios; toma en cuenta las reacciones de muchos individuos que tienen sensibilidad a los precios.

Estimación de curvas de demanda

La mayor parte de las empresas intenta medir sus curvas de demanda. Hay varios métodos para hacerlo.

El primero implica analizar estadísticamente los preciso en el pasado, las cantidades vendidas y otros factores, para estimar sus interrelaciones. Los datos pueden ser longitudinales (con el tiempo) o transversales ( en diferentes lugares al mismo tiempo). La construcción del modelo apropiado y el ajuste de los datos con las técnicas estadísticas correctas requiere de mucha habilidad.

El segundo enfoque consiste en realizar experimentos de precios. Un enfoque alternativo es cobrar diferentes precios en territorios similares y ver su efecto sobre las ventas.

El tercer enfoque consiste en preguntar a los compradores cuántas unidades comprarían a diferentes precios. Sin embargo, los compradores podrían citar deliberadamente cifras bajas con los precios más altos a fin de desanimar a la empresa de poner un precio alto.

Al medir la relación precio – demanda , el investigador de mercados debe controlar diversos factores que influyen en la demanda . La respuesta de los competidores es uno de ellos. También , si la empresa modifica otros factores de la mezcla de marketing además de su precio, será difícil aislar el efecto del cambio de precio en sí.

Elasticidad de la demanda

Una pregunta clave para cualquier organización comercial es cómo cambiará la demanda de su producto en respuesta a un cambio en el precio. El ingreso total puede aumentar o disminuir dependiendo de cuán grande resulta el aumento en la cantidad demandada en relación a la magnitud de la reducción en el precio. Dicho de otra manera más general, el impacto de los cambios de precios en los ingresos totales depende de la magnitud del cambio en la demanda en relación al cambio porcentual en el precio.

Desplazamientos en la Curva de Demanda

Una reducción en el precio sólo aumentará los ingresos totales si la demanda es elástica y un aumento en el precio sólo aumentará los ingresos totales si la demanda es inelástica. La elasticidad precio de la demanda (o elasticidad de la demanda) es la medida de la respuesta de los compradores a los cambios en los precios. La elasticidad de la demanda es el cambio porcentual en la cantidad de producto demandada dividida por el cambio porcentual en el precio.

e = cambio porcentual en la cantidad demandada

cambio porcentual en el precio

La elasticidad precio de la oferta de un producto es el cambio porcentual en la cantidad de producto ofertada dividida por el cambio porcentual en su precio.

Sin embargo, se plantea la cuestión de si los cambios porcentuales en los precios y en las cantidades demandadas deberían ser medidos como porcentajes de los valores iniciales o de los valores finales. Para evitar confusión e inconsistencias al medir elasticidades, se usa el promedio de los valores iniciales y finales de los precios y de las cantidades demandadas para calcular la elasticidad precio de la demanda. La formula es la siguiente:

Elasticidad precio de la demanda = Q2 – Q1 + P2 – P1

donde Pl y Q1 denotan el precio y la cantidad iniciales y donde P2 y Q2 representan el precio y la cantidad finales.

Cuando la elasticidad de la demanda, o de la oferta, es mayor que 1, se dice que esa demanda o que esa oferta es elástica. Una relación de menos de 1 indica que esa demanda, u oferta, es inelástica. La elasticidad será cero si la cantidad demandada u ofertada no cambia en absoluto cuando cambian los precios. Cuanto mayor es la elasticidad, tanto más grande es el cambio porcentual en la cantidad demandada para un porcentaje dado de cambio en el precio. Un resumen de los tipos de elasticidad precio se presenta en el siguiente cuadro :

Tipos de Elasticidades Precio de la Demanda

III. ESTIMACION DE COSTOS

La demanda establece un límite superior para el precio que la empresa puede cobrar por su producto. Los costos establecen el límite inferior. La empresa quiere cobrar un precio que cubra su costo de producir, distribuir y vender el producto, y que incluya un rendimiento justo por su esfuerzo y riesgo.

Tipos de costos y niveles de producción

Los costos de una empresa son de dos tipos: fijos y variables. Los costos fijos (también llamados gastos generales) son costos que no varían con la producción ni con los ingresos por ventas. Una empresa debe pagar facturas cada mes por concepto de renta, calefacción, intereses, salarios, sea cual sea la producción.

En contraste, los costos variables son los gastos que varían en relación directa a los volúmenes de producción y que serán nulos cuando la producción sea igual a cero.

Los ejemplos de esta clase de costo incluyen los costos de la materia prima, el costo de la hora de trabajo y el costo de los envases. Si los costos fijos (CF) se dividen por el número de unidades producidas, entonces se obtiene el costo fijo medio (CFM). En forma similar, dividiendo los costo variables (CV) por el número de unidades producidas se calcula el costo variable medio (CVM). La relación entre estas clases de costo se ilustra en la siguiente gráfica. El costo total medio (CTM) es obviamente la suma de CFM y CVM. A medida que aumenta la producción los costos fijos se dividen por un mayor número de unidades y así va cayendo el CFM. El CVM también disminuye en cierto rango de niveles de la producción, en la medida en que la empresa se beneficia de las economías de escala. Sin embargo, como también muestra la figura 6.5, en algún punto el CVM empezará a subir como consecuencia de deseconomías de escala. Típicamente, las deseconomías de escala

incluyen salarios más altos por el pago de horas extraordinarias de trabajo y los precios superiores pagados por materias primas y/o componentes escasos. Puesto que el CVM tiende a subir más rápidamente que lo que el CFM cae, el costo total medio (CTM) también sube.

Variación de los Costos Medios a Medida que los costos de producción cambian

Dadas estas pautas de costos, las organizaciones naturalmente están interesadas en

identificar el punto en el que el CVM está en su mínimo. Sin embargo, ello no necesariamente significa que la organización detendrá la producción en ese punto, porque puede ser el caso de que el mercado esté dispuesto a pagar un precio unitario más alto para asegurarse el abastecimiento del producto. Las organizaciones comerciales raramente se centran exclusivamente en el comportamiento de los costos al determinar los precios, también toman cuenta la demanda probable y los ingresos que se derivan de ella. Idealmente, a la organización le gustaría encontrar el punto en el que la oferta, la demanda, los precios y los costos le permitirían maximizar las ganancias.

IV. ANALISIS DE COSTOS, PRECIOS Y OFERTAS DE LOS COMPETIDORES

Dentro de la gama de posibles precios determinada por la demanda del mercado y los costos de la empresa, la empresa debe tomar en cuenta los costos, precios y posibles reacciones de los competidores. Si la oferta de la empresa es similar a la de un competidor importante , la empresa tendrá que poner un precio cercano al del competidor, o perder ventas. Si la oferta de la empresa es inferior , la empresa no podrá cobrar más que el competidor.

Si la oferta de la empresa es superior, podrá cobrar más que el competidor. Sin embargo la empresa debe tener presente que los competidores podrían responder con un cambio de precios.

VI. SELECCIÓN DEL METODO DE FIJACION DE PRECIOS

Un vez que ser conocen las tres «ces» – la estructura de demanda de los Clientes, la función de costos y los precios de los competidores – la empresa está lista para escoger un precio. Los precios de los competidores y de los sustitutos sirven de orientación, los costos que establecen el límite inferior para el precio y la evaluación que hacen los clientes de las características exclusivas del producto establecen el precio máximo.

La empresa selecciona un método de fijación de precios que incluye una o más de estas tres consideraciones. A continuación se definen algunos de estos métodos:

Fijación de precios por sobreprecio

El método más elemental para fijar precios es sumar un sobreprecio estándar al costos del producto.

Las empresas de construcción presentan licitaciones para contratos estimando el costo total del proyecto y sumando un sobreprecio estándar de donde saldrán sus utilidades. Los abogados y contadores cotizan normalmente sumando un precio estándar a su tiempo y costos. Los contratistas de la defensa cobran su costo más un sobreprecio estándar.

Supongamos que un fabricante de tostadoras tiene la siguientes expectativas en cuanto a costos y ventas:

Costo variable unitario $10

Costo fijo 300,000

Ventas unitarias esperadas 50,000

El costo unitario del fabricante está dado por:

Costo unitario = costo variable + (costo unitario /ventas unitarias)

= $10 + (300,000/50,000) = $16

Supongamos ahora que el fabricante quiere ganar un sobreprecio del 20% sobre las ventas. El sobreprecio del fabricante esta dado por:

Sobreprecio = costo unitario / ( 1 – rendimiento sobre ventas deseado)

= $16 / ( 1 – 0.2 ) = $20

El fabricante cobraría a los distribuidores $20 por tostadora y obtendría una utilidad de $4 por unidad. A su vez los distribuidores pondrán un sobreprecio a la tostadora. Si los distribuidores quieren ganar el 50% de su precio de venta, aumentaran el precio de venta de la tostadora a $40. Esto equivale a un sobreprecio sobre costos del 100%.

Los sobreprecios suelen ser más altos en artículos de temporada ( para cubrir el riesgo de no venderlos) artículos de especialidad, artículos que no se venden mucho, artículos con costo de almacenamiento y manejo elevados y artículos con demanda inelástica.

Fijación de precios por rendimiento objetivo

En la fijación de precios por rendimiento objetivo la empresa determina el precio que produciría su tasa de efectivo de rendimiento sobre la inversión (ROI): general Motors utiliza este método y pone precio a sus automóviles a modo de obtener una ROI del 15 al 20% . Las empresas de servicios públicos (electricidad) también usan éste método, pues necesitan obtener un rendimiento justo de su inversión.

Supongamos que el fabricante de tostadoras invirtió $ 1 millón en el negocio y quiere fijar un precio que le pague un ROI del 20%, es decir, $20,000. El precio por precio por rendimiento objetivo está dado por la siguiente fórmula:

Precio de rendimiento =

(costo unitario + rendimiento deseado * capiatl invertido) /ventas unitarias

= $16 + (0.20 * $1,000,000) / 50,000

El fabricante obtendrá su ROI del 20% siempre que sus costos y ventas estimados sean exactos.

Fijación de precios por tasa vigente

En la fijación de precios por tasa vigente, la empresa basa su precio primordialmente en los precios de sus competidores. La empresa podría cobrar lo mismo, más o menos que sus principales competidores. En las industrias oligopolistas que venden un producto básico uniforme como acero, papel o fertilizante, las empresas normalmente cobran el mismo precio. Las empresas más pequeñas siguen al líder , cambiando sus precios cuando el líder del mercado lo hace, no cuando su propia demanda o costos cambian. Algunas empresas podrían cobrar un poco más o hacer un pequeño descuento pero mantienen la diferencia.

Por ejemplo las gasolineras de segundo nivel por lo regular cobran unos cuantos centavos de dólar menos por galón que las grandes empresas petroleras sin dejar que la diferencia aumente o disminuya.

La fijación de precios por tasa vigente es muy popular. En los casos que los costos son difíciles de medir o la respuesta competitiva es incierta, las empresas sienten que el precio vigente representa una buena solución. E dice que tal precio refleja la sabiduría colectiva de la industria en cuanto al precio que produce un rendimiento justo sin poner en peligro la armonía industrial.

Determinación del precio en base a los incrementos de costos.

La asignación arbitraria de gastos fijos puede ser superada utilizando este método, que determina los precios usando sólo los costos directamente atribuibles a una producción específica.

Habiendo elegido el enfoque que será empleado para el cálculo de los costos de los

productos, la atención puede dirigirse a establecer el margen que será agregado al costo del producto. Este margen puede calcularse como mark-up o como margen.

Fijación de precios basada en las condiciones del mercado

Hasta aquí los enfoques para fijar precios que se han considerado son aquellos que se derivan de la consideración de los factores internos, al saber: la estructura de costos de la empresa y las metas de márgenes de ganancia. En esta sección se describen los enfoques de fijación de precios basados en las condiciones de los mercados, que son aquellos que se realizan a partir de factores externos a la organización, como es el mercado.

Dos grandes vías están abiertas para las empresas que lanzan nuevos productos al

mercado: el descremado o la penetración. Las estrategias de descremar el mercado

involucran la fijación de precios altos y una intensa promoción del nuevo producto. El objetivo es ‘ desnatar la rica crema ‘ de la cima del mercado. Los objetivos de ganancia se logran a través de un alto margen por unidad vendida en lugar de máximizar el volumen de ventas.

Las estrategias de descremado realmente sólo pueden emplearse donde la demanda es relativamente inelástica. Es probable que éste sea el caso cuando el producto tiene beneficios y/o rasgos únicos que el consumidor valora. La estrategia puede tener que ser alterada si los competidores pueden producir un producto similar. Una pauta de comportamiento común es que el innovador del producto pone un precio inicial alto para recuperar tan rápidamente y tanto como le sea posible de la inversión realizada por la empresa.

Los competidores inevitablemente entrarán en el mercado en algún momento, si es potencialmente rentable hacerlo, y el innovador finalmente deberá seguir la tendencia declinante de los precios de venta de la unidad a medida que aumenta la oferta. Las estrategias de penetración apuntan a lograr la entrada en el mercado de masas. El énfasis está en el volumen de ventas. Los precios de la unidad tienden a ser bajos. Esto facilita la rápida adopción y difusión del nuevo producto. Los objetivos de ganancia se alcanzan logrando un gran volumen de las ventas en lugar de un margen grande por unidad.

Fijación de precios sobre bases psicológicas

La fijación de precios tiene dimensiones psicológicas así como económicas y los mercadólogos deben tenerlas en cuenta al tomar decisiones de fijación de precios. La fijación de precios según la calidad, precios extraños, la fijación de precios según líneas, y precios habituales, son formas de fijar los precios sobre bases psicológicas apelando a las emociones de los compradores.

  • Fijación de precios según la calidad:

Cuando los compradores no pueden juzgar la calidad del producto, ya sea examinándolo por sí mismos, o como resultado de la experiencia anterior con él, o porque carecen de la especialización necesaria, el precio se vuelve un signo de calidad importante. Por consiguiente, si el precio del producto se fija a un nivel demasiado bajo, su calidad también puede ser percibida como siendo baja.

Muchos productos se comercializan en base a su calidad y al status que la propiedad o el consumo confiere al comprador. El prestigio de tales productos depende a menudo del mantenimiento de un precio que es alto en relación a otros dentro de la categoría del producto. Puede suceder que si se permite que el precio caiga, los compradores entonces percibirán una incompatibilidad entre la imagen del calidad y prestigio que se proyecta y el precio.

Los precios extraños pueden crear la ilusión que un producto es menos costoso para el comprador que lo que realmente es. Un precio con un número raro, como $9,99, se prefiere a $10, supuestamente porque el comprador enfoca su atención en los 9.

  • Fijación de precios según líneas:

Dado que la mayoría de las organizaciones comercializa un rango de productos, una estrategia de fijación de precios eficaz debe considerar la relación entre todas estas líneas de productos en lugar de ver cada uno de ellos en aislamiento. La fijación de precios por líneas de productos consiste en la práctica de comercializar la mercancía a un número limitado de precios. Por ejemplo, una compañía de vinos podría tener tres líneas de vino, una con un precio de $15, una segunda a $25 y una tercera a $45. Estos precios puntuales son factores importantes para lograr una diferenciación de las líneas de producto y permiten a la compañía servir a varios segmentos del mercado. Tanto el vendedor como el comprador se pueden beneficiar de la fijación de precios según las líneas de productos. Los compradores pueden seleccionar su rango de precios aceptables y entonces pueden concentrarse en otras características, por ejemplo el estilo, tamaño, color, etc., así que la fijación de precios por líneas de productos sirve para simplificar la toma de decisiones del cliente. Los vendedores pueden ofrecer líneas específicas en un número limitado de categorías de precio y pueden evitarle a la dirección los costos y complejidades de tener un gran número de precios diferentes.

La fijación de precios por líneas de productos puede constituir una estrategia eficaz para ampliar un mercado agregando nuevos usuarios. Los probables compradores pueden convertirse en clientes que compran por primera vez porque son atraídos por los productos de bajo precio en el rango. Una vez estos compradores han desarrollado el gusto por el producto pueden ser estimulados a comprar un producto de precio más alto dentro del rango.

La habilidad en la fijación de precios por líneas descansa en seleccionar diferenciales de precio que estén suficientemente apartados como para que los consumidores puedan distinguir entre ellos, pero no tan separados que quede un hueco que pueda ser llenado por los competidores.

En algunos mercados y en el caso de ciertos productos de bajo costo como dulces, raíces y tubérculos, y en algunos casos los alimentos de primera necesidad, existe una amplia resistencia a incluso aumentos modestos del precio. Bajo tales circunstancias una estrategia común es mantener hasta donde sea posible el precio de la unidad, aunque reduciendo el tamaño de la unidad. Esto se llama mantenimiento de los precios habituales o acostumbrados. Así, aunque el precio de una barra del chocolate se mantenga por un período largo de tiempo, durante ese mismo período el tamaño de la barra podría haber sido reducido varias veces. Cuando deben subirse los precios, a menudo se usa una estrategia compensatoria consistente en aumentar el tamaño de la unidad de venta pero en forma menos que proporcional al aumento en el precio de venta.

VI. SELECCIONAR EL PRECIO FINAL

Los métodos de fijación de precios reducen el intervalo dentro del cual la empresa debe seleccionar su precio final. Para escoger su precio final la empresa debe considerar otros factores, que incluyen la fijación de precio psicológica, la influencia de otros elementos de la mezcla de marketing sobre el precio, las políticas de precio de la empresa y el impacto del precio sobre otros participantes.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Escuela de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: